Viernes, 9 de Noviembre de 2007

Ponen en marcha la papelera del río Uruguay tras fracasar el diálogo en la Cumbre de Chile

EFE ·09/11/2007 - 14:47h

EFE - Vista aérea de la planta de celulosa de Botnia, en la periferia de la ciudad uruguaya de Fray Bentos, capital del departamento de Río Negro, a unos 300 kilómetros al noroeste de Montevideo y a orillas del río Uruguay, límite natural con Argentina.

La papelera construida por la empresa finlandesa Botnia en el oeste uruguayo se puso hoy en marcha, horas después de que fracasaran en la cumbre iberoamericana de Santiago las negociaciones entre Uruguay y Argentina sobre la planta.

La planta encendió sus calderas a las 06.00 hora local (08.00 GMT) y comenzó su funcionamiento.

La decisión de dar luz verde al encendido de las calderas de la planta de procesamiento de celulosa la dio el propio presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, desde Chile a última hora de la noche de ayer.

El jueves se reunieron en el marco de la cumbre iberoamericana en Santiago los cancilleres de Uruguay, Reinaldo Gargano, y de Argentina, Jorge Taiana, con la mediación de España, representada en el encuentro por su ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

La prensa uruguaya encabezó hoy todas sus portadas con los titulares sobre el fracaso de estas negociaciones, lo que se reflejó en la orden para poner en marcha la planta de celulosa, que se levanta a orillas del río Uruguay.

Según indicó el ministro de Vivienda y Medio Ambiente uruguayo, Mariano Arana, el Gobierno de Montevideo consideró "razonable" adoptar esa decisión de dar "la autorización ambiental de operación a la empresa Botnia y así se lo indicó de forma inmediata a la firma finlandesa.

En Santiago, el ministro de Exteriores uruguayo había señalado anoche que el diálogo "no tuvo resultados", debido a la persistencia del bloqueo por activistas argentinos del puente que une los dos países en la localidad de Fray Bentos, donde se alza la planta.

Argentina ha denunciado internacionalmente a Uruguay por la construcción de esta fábrica de celulosa, que, según el Gobierno de Buenos Aires, puede ser altamente contaminante para la zona.

Antes de viajar a Santiago, el presidente uruguayo había indicado que "no hay negociación posible" con Argentina en torno al tema de la planta de celulosa "mientras se mantengan cortados los puentes internacionales".

Grupos de vecinos de la localidad argentina de Entre Ríos tienen bloqueado desde hace casi dos años el puente que une la ciudad de Gualeguaychú, en su país, con Fray Bentos.

Periódicamente realizan cortes en el paso del puente que enlaza las ciudades argentinas de Colón y Concordia con las uruguayas de Paysandú y Salto, en protesta por la construcción de la papelera de Botnia.

A petición argentina, el Rey Juan Carlos de España se había convertido en "facilitador" entre los dos países en conflicto para tratar de llegar a un acuerdo.