Archivo de Público
Viernes, 9 de Noviembre de 2007

El rey Juan Carlos se reunirá hoy con Tabaré Vázquez para tratar el conflicto de las papeleras

EFE ·09/11/2007 - 14:47h

EFE - Vista aérea de la planta de celulosa de Botnia, en la periferia de la ciudad uruguaya de Fray Bentos, capital del departamento de Río Negro, a unos 300 kilómetros al noroeste de Montevideo y a orillas del río Uruguay, límite natural con Argentina.

El rey Juan Carlos de España se reunirá hoy con el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, para tratar el conflicto de la planta papelera Botnia y tras entrevistarse con la presidenta electa argentina, Cristina Fernández Kirchner.

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, hizo este anuncio en una rueda de prensa en Santiago de Chile, donde se celebra la Cumbre Iberoamericana.

La reunión con Tabaré Vázquez se produce tras el recrudecimiento del conflicto que mantienen Uruguay y Argentina por la instalación de la citada fábrica, autorizada en las últimas horas por el presidente uruguayo para entrar en funcionamiento, lo que provocó una indignada reacción argentina.

En el encuentro con el Rey, "escucharemos al presidente Tabaré que nos explique las razones de esa decisión", señaló Moratinos, que dijo que España, que ejerce una labor de "facilitación" para buscar una solución al conflicto, conoció esta mañana la decisión de Vázquez de autorizar la entrada en funcionamiento de la planta, que se produjo la pasada noche, coincidiendo con la inauguración de la XVII Cumbre Iberoamericana.

El ministro español reconoció la sorpresa española por la decisión de las autoridades uruguayas, a las que habían pedido que retrasarán la entrada en funcionamiento de la fábrica hasta después de la cumbre de Chile.

Moratinos informó también sobre la reunión que mantuvo ayer jueves con los ministros de Relaciones Exteriores de Uruguay, Reynaldo Gargano, y de Argentina, Jorge Taiana, que acabó sin ningún avance.

Según el canciller español, en ese encuentro se hizo "un balance de lo que habían sido los buenos oficios de su majestad el Rey y la diplomacia española, un balance relativamente positivo en tanto que habíamos abierto las posibilidades para el diálogo, pero a partir de ahí las dificultades, las divergencias corresponden a las partes resolverlas".

"Corresponde a cada parte juzgar cuál va a ser el futuro. España siempre está abierta a ayudar a dos países hermanos y vecinos, como Uruguay y Argentina, y por lo tanto expresar en cierta manera nuestra sorpresa por esta decisión, pero al mismo tiempo nuestra voluntad de estar siempre a disponibilidad de las partes", agregó.

El Rey Juan Carlos aceptó hace un año, en la cumbre de Montevideo, y a petición de Uruguay y Argentina, ejercer una labor de buenos oficios para facilitar una salida negociada a la crisis de la papelera para lo que nombró al embajador español ante la ONU, Juan Antonio Yáñez Barnuevo "facilitador".

Pero, los grandes esfuerzos desplegados por la diplomacia española en los últimos días para buscar un acercamiento con ocasión de la cumbre de Chile no pudieron evitar que la crisis se agudizara al mantener Buenos Aires su postura y anunciar Uruguay la entrada en funcionamiento de la planta.

El presidente argentino, Néstor Kirchner, pidió hoy disculpas al rey Juan Carlos al comienzo de su intervención en la sesión de la cumbre, por la falta de avances.