Archivo de Público
Miércoles, 17 de Septiembre de 2008

Un gigante con pies de barro

El American International Group incluye la venta de seguros de vida y propiedad en más de 130 países 

ISABEL PIQUER ·17/09/2008 - 07:23h

El American International Group (AIG), que hasta ahora era la mayor aseguradora del mundo, ha resultado ser un gigante con pies de barro. Porque gigante lo sigue siendo.

Sus negocios incluyen la venta de seguros de vida y propiedad en más de 130 países. Con 116.000 empleados, la aseguradora tiene una enorme cartera de compañías muy variadas que van desde los préstamos privados al alquiler de aviones.

Los problemas de AIG vienen de la unidad financiera. AIG emitió un número elevado de productos denominados credit default swaps (CDS), que aseguran a los inversores contra las faltas de pago.

Cuando el mercado inmobiliario estadounidense empezó a caer, el valor de esos contratos se desplomó. Esa es la principal razón que hay detrás de sus pérdidas, que en los últimos tres trimestre se elevan a 18.000 millones de dólares. Los problemas de AIG, que dirige Robert Willumstad, son paradójicos visto el tamaño descomunal de la compañía.

A finales del segundo trimestre, sus activos excedían sus pasivos en 78.000 millones de dólares. Pero la mayor parte de esos activos estaban en poder de sus subsidiarias de seguros y no podían ser liquidados.

"No conozco ningún banco que no tenga una exposición significativa a AIG", señaló Ken Lewis, primer ejecutivo de Bank of America, en una entrevista. El colapso de AIG "sería un problema mucho mayor que los que hemos visto hasta ahora", señaló.