Archivo de Público
Jueves, 8 de Noviembre de 2007

La Justicia francesa amplia su investigación del Arca de Zoé

EFE ·08/11/2007 - 16:33h

EFE - El presidente francés, Nicolás Sarkozy (I), y el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero (c), escuchados por las azafatas liberadas y el ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos (d).

La justicia francesa ha ampliado hoy, a presuntos hechos de "estafa", su investigación de la ONG Arca de Zoé de la que seis de sus miembros están detenidos e inculpados en Chad por intentar llevarse a Francia a 103 niños de la región.

La investigación judicial se abrió el 24 de octubre por "ejercicio ilegal" de intermediación con fines de adopción, antes de ampliarse unos días después a "la ayuda directa o indirecta a la entrada irregular de extranjeros" en Francia, con el agravante de que se alejaba a menores de su entorno familiar o natural.

Este delito es castigable con hasta 10 años de prisión y 750.000 euros de multa.

La extensión ahora al presunto delito de "estafa", punible con cinco años de prisión y una multa de 375.000 euros, se debe a las denuncias cursadas por varias de las familias que habían pagado para acoger a alguno de los niños que el Arca de Zoé intentó embarcar desde Chad hacia Francia el pasado 25 de octubre.

Entre ellas una familia del sur que dice que pagó 2.400 euros y fue informada en el último momento de que no figuraba en la lista de familias seleccionadas para recibir a un niño.

Los abogados de los seis miembros del Arca de Zoé detenidos en Yamena, incluido su presidente Eric Breteau, pidieron hoy a la justicia chadiana que recalifique las inculpaciones de secuestro de menores y estafa, formuladas contra sus clientes y punibles con hasta 20 años de trabajos forzados.

Los letrados también pidieron la libertad provisional para sus defendidos.

Además de los seis franceses están detenidos en Yamena tres tripulantes españoles del avión fletado por la ONG para trasladar a los pequeños y el piloto belga que los había transportado desde la zona fronteriza con Sudán hasta Abéché (este de Chad).

Los tres periodistas franceses y cuatro azafatas españolas detenidos el pasado 25 de octubre fueron liberados el pasado domingo y devueltos a Europa en el avión del presidente francés, Nicolas Sarkozy, que hizo un viaje relámpago a Yamena para recogerlos.

Al recibir hoy en el Elíseo a familiares de los seis miembros de la ONG detenidos, el jefe de Estado recalcó la importancia de los acuerdos de cooperación judicial entre Francia y Chad para la solución del asunto, dijo al diario regional "L'Union" la esposa de uno de los encarcelados.

Sarkozy también les informó de que los dos jueces franceses que instruyen el sumario en París viajarán a Chad en cuanto reciban permiso de las autoridades chadianas. Los dos magistrados lanzaron una comisión rogatoria internacional.

Según el Elíseo, Sarkozy expresó su "confianza en la justicia", se alegró de "la cooperación que se entabla" entre las justicias chadiana y francesa, y afirmó que "la justicia debe trabajar en la serenidad y el pleno respeto de la soberanía de Chad".

Un tono muy distinto al que empleó hace dos días, cuando aseguró que iría a "buscar" a los franceses detenidos, "hayan hecho lo que hayan hecho", a lo que el presidente chadiano, Idriss Deby, replicó que "la justicia se hará aquí, en Chad".

Mientras se acelera y amplia la investigación judicial en Francia, se pone en marcha la administrativa ordenada por el Gobierno sobre las circunstancias que permitieron al Arca de Zoé disimular su identidad y actividades.

La ONG se hacía llamar Children Rescue en Chad y recibió ayuda del ejército francés en ese país para algunos desplazamientos.