Archivo de Público
Domingo, 14 de Septiembre de 2008

El huracán Ike se debilita tras golpear gravemente Texas y Houst

Reuters ·14/09/2008 - 15:49h

Reuters - El huracán Ike llegó el sábado a la densamente poblada costa de Texas, acompañado de una gran marejada y feroces vientos que podrían provocar inundaciones catastróficas en el litoral del Golfo de México y dañar a Houston, la cuarta ciudad más grande de Estados Unidos. En la foto, fuertes olas arremeten contra casas costeras en Galveston, Texas, el 12 de septiembre de 2008. REUTERS/Carlos Barria

Los equipos de rescate intentaban el domingo abrirse paso a través de toneladas de escombros y calles anegadas en ciudades costeras de Texas después de que el huracán Ike inundase cientos de miles de zonas costeras en EEUU, dejase sin electricidad a 4,5 millones de personas y paralizase el centro petrolero de Houston.

Ike se degradó a depresión tropical en su camino hacia Arkansas, en el oeste, pero dejó una gran devastación a su paso.

Las autoridades apenas han comenzado a evaluar los daños, cuyas primeras estimaciones hablan de pérdidas de miles de millones de dólares.

Ike, que ha detenido cerca de un cuarto de la producción de petróleo crudo de Estados Unidos y capacidad de refinar combustible, inundó la isla de Galveston y paralizó Houston, la cuarta ciudad más grande del país.

Los escombros y las inundaciones han obstaculizado los intentos de los servicios de rescate de rastrear los 51 km de Galveston, donde unas 10.000 personas ignoraron la orden de evacuación.

Las intensas lluvias que seguían cayendo sobre Houston el domingo amenazaban con más inundaciones, haciendo muy difícil las tareas de búsqueda y rescate.

En Houston, situada 85 km tierra adentro, Ike destrozó ventanas de rascacielos y llenó las calles de escombros.

"Este huracán ha causado devastación a lo ancho y largo de Texas y Louisiana", dijo David Paulison, administrador de la Agencia de Emergencia Federal.