Archivo de Público
Viernes, 12 de Septiembre de 2008

Al mal tiempo, buen arte

Arte en aprietos: museos, centros de arte y galerías arrancan la temporada con más precaución que riesgo

CRISTINA DÍAZ ·12/09/2008 - 21:01h

La escultura de Eugenio Merino será una de las obras de arte que abrirán la temporada el próximo 18 de septiembre, conjuntamente con todas las galerías de Barcelona y Madrid.

"Si hablas de esta exposición, sobre todo recuerda mencionar a los patrocinadores, por favor. Con la crisis es más necesario que nunca que se sientan bien cuidados". Así nos lo piden por correo electrónico desde un museo. La recesión económica también pone las cosas difíciles a la creación artística.

Y en medio de este difícil panorama, por primera vez en nuestro país, las dos mayores asociaciones de galerías (ArtBarcelona y ArteMadrid) abrirán la temporada simultáneamente el jueves 18 con la friolera de 60 exposiciones. Unirán esfuerzos para recordar al espectador que "puede acercarse a mirar, preguntar y hojear los catálogos, sin necesidad de comprar nada", explica Guillermo de Osma, que preside la asociación de salas madrileñas.

Nadie se atreve a hablar de cifras, sobre todo, cuando son malas. De Osma apela al espíritu optimista: "No puedo hablar por todos mis colegas, pero algunas exposiciones llevan años de preparación, así que no creo que se cancelen por estas circunstancias", comenta. Aunque es sincero: "La situación no está para grandes alegrías, me gusta pensar que es como un día de lluvia, ¿acaso dejamos de hacer cosas por el mal tiempo?".

Los galeristas barceloneses son más cautos. "Para preparar esta temporada se ha hecho un trabajo de reflexión a partir de la situación económica", explica Carlos Durán, presidente de la asociación de galerías de la ciudad. Apunta a que la estrategia será volver a la esencia, a situar el arte como centro de la actividad y basar la programación en "criterios de rigor y calidad". "Ahora que el mercado es tan importante, pretendemos huir de él, de sus modas y vaivenes mediáticos", concluye Durán haciendo referencia a récords y cifras de ventas astronómicas.

'Cambio chalet por cuadro'

Eso sí, el sol parece brillar más que nunca en las salas de subasta. La clásica expresión de valor refugio aparece una y otra vez en boca de los profesionales. El arte, además de enaltecer nuestro espíritu, resulta ser uno de los pocos bienes en este mundo que, aparentemente, nunca se devalúa. Así que en tiempos de crisis el dinero huye de acciones, derivados y promociones de viviendas para tomar formas más cautas. Y no sólo en Londres o Nueva York, también sucede en España. Adela Padilla es directora de Christie's España, gestiona la participación de compradores patrios en subastas internacionales y organiza una puja anual de arte español.

Padilla es más que optimista con la situación: "En estas épocas el arte atrae a compradores que antes no se hubieran planteado invertir en arte", reconoce. Estos apuestan por obras de creadores como Barceló, Chillida o Antonio López, o Jeff Koons y Damien Hirst, que no se devalúan. A pesar de todo, la temporada que ahora empieza invita a salir de casa, aunque caigan chuzos de punta. Un año más, todo arranca con la consabida gran exposición del Museo del Prado que, en esta ocasión (y como la liga de fútbol) nos ofrece el BBVA.

Rembrandt. Pintor de historias se inaugura el próximo mes de octubre y presenta por primera vez en nuestro país 40 obras del pintor flamenco. Por su parte, la Fundación Mapfre abre una nueva sala en el Paseo de Recoletos (Madrid) con Degas. La construcción de una mirada, una colección de 73 piezas en bronce, así como óleos y dibujos, inéditas en España del pintor impresionista. De todo un pocoLas vanguardias centran asimismo dos grandes exposiciones. Por un lado, en Madrid, ¡1914! La Vanguardia y la Gran Guerra, en el Museo Thyssen-Bornemisza y la Fundación Caja Madrid (una colaboración ya clásica) acoge 180 obras sobre cómo la guerra influyó en estos movimientos rupturistas.

Retrospectivas 

En la Pedrera (Barcelona), la sede de la Fundació Caixa de Catalunya, se podrá ver la gran retrospectiva dedicada a Alexander Rodchenko, uno de los artistas más destacados de las vanguardias rusas. Un aspecto de Rusia más reciente y menos conocido podrá verse en la Fundación Juan March (Madrid). La muestra La ilustración total. Arte conceptual de Moscú, 1960-1990, coproducida junto al Schirn Kunsthalle de Frankfurt, reúne la obra de estos creadores que desarrollaron su obra en los márgenes del comunismo.

El Guggenheim (Bilbao) abre con una gran exposición dedicada al norteamericano Cy Twombly, procedente de la Tate Modern (Londres), uno de los grandes representantes del Expresionismo abstracto. Esta muestra puede complementarse con Modernidad americana, repaso a la pintura estadounidense que propone la Fundació Miró.

El Museo Reina Sofía dedicará al artista lituano Deimantas Narkevicius la exposición más completa hasta ahora de el artista, que acaba de ser premiado con el prestigioso Vincent Award. El Macba arrancará con la exposición Archivo universal, sobre el valor documental de la fotografía en los tiempos del fin del realismo. El Musac (León) lleva a Terence Koh, donde se repasará la trayectoria de este creador que, en fotografías y excesivas instalaciones y performances, reflexiona sobre la identidad. Otro torrente de controversia llegará de la mano de la británica Tracey Emin. Un repaso a la más controvertida de los (ya no tan) Young British Artists, en el CAC de Málaga.