Archivo de Público
Viernes, 12 de Septiembre de 2008

Metallica: éxito asegurado

El grupo californiano, uno de los que más fans mueve en todo el mundo, lanza hoy su nuevo disco, 'Death Magnetic'. Guste o no, pronto liderará las listas de ventas

SERGIO LEÓN ·12/09/2008 - 13:12h

El grupo al completo, con el batería Lars Ulrich en primer plano, firmando discos en la presentación de su nuevo título.

Metallica vuelve para reconciliarse con sus viejos admiradores. El grupo regresa a sus orígenes con Death Magnetic. O eso dicen. Desde el lanzamiento en 2003 de Saint Anger no se oye otra cosa. Y aunque el último disco creó una gran polémica entre sus fieles seguidores, consiguió ser un éxito total. Cinco años después, la banda californiana regresa al panorama musical para convertirse, sí o sí, en líder de ventas.

El nuevo álbum, que se puede escuchar en su página web, promete regresar a la vieja escuela de obras épicas de la historia del metal como Master of Puppets (1986), Ride The Lightning (1984) o ...And Justice For All (1988).

Tras tiempo de incertidumbre y silencio, el grupo rompió con su viejo productor

Esta vez parece que tras varios años de incertidumbre y de silencio, el grupo, que cambia de productor, abandona el proceso experimental de su disco anterior (mediatizado por el abandono del bajista Jason Newsted y por un sonido con otra afinación, con una batería "rota" y carente de los solos característicos de guitarra) y apuesta por un álbum basado en un material más clásico con guitarras más potentes para recuperar la identidad de su comienzo y, de paso, hacerse con el dinamismo y pegada perdidos.

Metallica sufrió una reconversión integrada en una profesión de fe basada en un acto exagerado de experimentación protagonizado con la aparición malograda de Load (1996) y Reload (1997) o una exitosa reconversión de sus viejas canciones en 1999 con la Filarmónica de San Franciso. El grupo fue, además, enormemente cuestionado debido a su desorbitada lucha contra Napster, programa de intercambio de archivos musicales por Internet.

La banda no consiguió relanzar al verdadero Metallica (para muchos muerto tras el disco negro de 1991) con el proceso de creación de Saint Anger que consiguió consumir a un grupo sucumbido en las miradas al pasado y víctima de la lucha de egos entre sus dos (y únicas) voces cantantes, Lars Ulrich y James Hetfield, entonces en medio de dos curas de desintoxicación.

'Death Magnetic' pretende reconciliarse con la música de los primeros años

De ese modo, Death Magnetic pretende reconciliarse con aquella música de sus primeros años que les lanzó a la fama mundial y abandonar esa corriente de decepción creada en los años 90. Precedido de un evocador sencillo, The day that never comes, estos multimillonarios, ya cuarentones, pretenden volver, con hora y 15 minutos de identidad y fuerza recuperadas, a sus bases orginarias. Lo hayan logrado o no, la revista Rolling Stone ya calificó al nuevo disco de un"equivalente musical a la invasión de Rusia a Georgia: un súbito acto de agresión de parte de un gigante dormido".