Archivo de Público
Jueves, 8 de Noviembre de 2007

Jean Reno dice que cuando el cine americano te adopta te conoce todo el mundo

EFE ·08/11/2007 - 08:29h

EFE - Imagen de archivo del actor francés Jean Reno.

El actor hispano-francés Jean Reno, hijo de una jerezana y un sanluqueño y cuyo auténtico nombre es Juan Moreno, ha dicho hoy en Sevilla que, "cuando el cine americano te adopta, te conoce todo el mundo y tienes más trabajo aquí, pero lo mejor es poder ir y venir".

"No me iré nunca, porque no nací allí y aquello es un continente distinto; prefiero Nueva York a Los Ángeles", ha señalado sobre su relación con Hollywood el veterano actor, que esta noche recibirá en el Sevilla Festival de Cine Europeo el Giraldillo de Oro en reconocimiento a toda su carrera.

De Hollywood ha dicho que "la primera vez es más de lo que esperas, algo mágico, toda la ciudad funciona para el cine y para que te encuentres bien, pero yendo más veces notas la soledad", y ha asegurado que, pese a su éxito a uno y otro lado del Atlántico, sigue siendo el mismo, "con el mismo abogado y el mismo manager de hace veinte años".

Reno ha hecho gala de buen humor durante todo su encuentro con la prensa y al hablar de sus próximas películas ha contado, como resignado, que le vuelven a dar papeles de matón, ya que en marzo rodará en Marsella "una cosa con una pistola y un hijo", en alusión al papel protagonista, el de un matón armenio, y luego rodará la historia de un hombre que recibió 22 balazos y vive en Marsella, que ocurrió de verdad.

El actor, que ha asegurado que lo mejor del mundo del cine es que es un mundo "en el que nos gusta respetar el talento", ha señalado que, por su físico -"me vieron fuerte y matón", ha recordado- le encasillaron, hasta el punto de esperar diez años para interpretar otros roles: "Me gusta pensar que puedo hacer casi todo, aunque sea pretencioso decirlo, pero eso me permite vivir; si hago películas iguales me aburro".

"No me gusta pararme en los recuerdos, pienso que se me va a ir el talento; es como el que juega al tenis, que no se puede parar; y me gusta pensar que mañana va ser más difícil que ayer", ha dicho sobre su trabajo, antes de señalar que, si hiciera una historia andaluza, podría ser "La piel del tambor" (de Arturo Pérez Reverte), "o algo de amor, porque con Sevilla funciona el amor".

A la pregunta de con qué director español le gustaría trabajar ha asegurado que con el de "El laberinto del fauno", aunque sea mexicano, y ha añadido, siempre con humor, que "el primero que se te viene a la cabeza es Almodóvar, pero no sé si él querrá trabajar conmigo".

Sobre el cine europeo ha dicho que faltan directores jóvenes y que "ahora un millón de entradas en París es un éxito, y antes no era nada", mientras que sobre el futuro ha sentenciado: "La juventud tiene la respuesta".

Como otro de los homenajes del Festival ha sido a la figura de Antonioni, con quien Reno trabajó en su penúltima película, el actor ha hecho un emotivo recuerdo del maestro italiano: "Más que trabajar con él me gustó comunicarme con él; ya estaba semiparalizado, pero yo le tocaba y él se reía conmigo; me interesó tener una relación personal con él; tenía mucha fuerza y una mirada increíble; fue algo muy particular, estuve en una nube con él".