Archivo de Público
Miércoles, 10 de Septiembre de 2008

El Príncipe de Asturias premia el valor y dignidad de Betancourt

Reuters ·10/09/2008 - 13:23h

Reuters - La Fundación Príncipe de Asturias concedió el miércoles el Premio a la Concordia 2008 a la ex rehén colombiana Ingrid Betancourt, por su "fortaleza, dignidad y valentía" a la hora de afrontar su secuestro. En la imagen, Betancourt responde a preguntas de los periodistas el 9 de septiembre en Nueva York. REUTERS/Chip East

La Fundación Príncipe de Asturias concedió el miércoles el Premio a la Concordia 2008 a la ex rehén colombiana Ingrid Betancourt, por su "fortaleza, dignidad y valentía" a la hora de afrontar su largo secuestro.

"Ingrid Betancourt personifica a todos aquellos que en el mundo están privados de libertad por la defensa de los derechos humanos y la lucha contra la violencia terrorista, la corrupción y el narcotráfico", señaló el jurado en un comunicado.

La liberación el pasado julio de la rehén más famosa en manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) dio la vuelta al mundo tanto por su espectacularidad como la fortaleza mostrada por la ex candidata presidencial después de pasar seis años secuestrada en la selva.

Betancourt, de 46 años y madre de dos hijos, fue rescatada en una cinematográfica operación en la que miembros del Ejército colombiano se hicieron pasar por trabajadores humanitarios y que permitió además la liberación de otros 14 rehenes.

Desde entonces, se ha convertido en un símbolo de los cientos de personas que continúan secuestradas en Colombia.

Nada más conocer la noticia, Betancourt se declaró inmensamente emocionada y consideró el premio un "feliz presagio" para Colombia.

"Me atrevo a recibir la distinción en nombre de mis compañeros secuestrados, aquellos que están esperando su turno para la libertad, y con mucho amor, en nombre de mis compañeros que no volverán, aquellos que murieron en la selva", señaló en un comunicado emitido desde Nueva York.

La llamada operación Jaque supuso un duro golpe para las FARC, que en el último año ha visto morir a varios de sus máximos comandantes y desertar a miles de combatientes.

Betancourt no ha descartado su regreso a la política, aunque asegura que actualmente su prioridad es trabajar por la liberación de otros rehenes en su país y en todo el mundo.

El martes, pidió a la ONU que respalde un estatus internacional para las víctimas del terrorismo con una base de datos centralizada que permita dar a conocer su situación.

Este ha sido el último de los ocho Premios Príncipe de Asturias concedidos este año, en el que también han sido reconocidos, entre otros, Google y el tenista español Rafael Nadal. Los galardones, dotados con cincuenta mil euros y una escultura de Joan Miró, serán entregados en otoño en Oviedo.