Archivo de Público
Jueves, 8 de Noviembre de 2007

La Comunidad de Madrid rebajará desde 1 enero el Impuesto de Patrimonio que desaparecerá en 2010

EFE ·08/11/2007 - 15:39h

EFE - La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el consejero de Sanidad, Juan José Güemes, durante la rueda de prensa ofrecida ayer tras la reunión del comité ejecutivo regional del PP.

La Comunidad de Madrid rebajará desde el 1 de enero de 2008 el tipo máximo del Impuesto sobre el Patrimonio del 2,5 al 1,5 por ciento, lo que ahorrará a los madrileños 130 millones de euros, y a lo largo de la legislatura seguirá reduciéndolo paulatinamente, hasta la desaparición total de este tributo en 2010.

Así lo ha anunciado la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, tras el Consejo de Gobierno que hoy ha aprobado el anteproyecto de Ley de Medidas Fiscales y Administrativas para 2008 -la conocida como Ley de Acompañamiento de los Presupuestos regionales- en la que además destaca la aplicación, desde el uno de enero próximo, de la rebaja de un uno por ciento en la tarifa autonómica del IRPF, aprobada en la pasada legislatura.

Aguirre, que ha subrayado la novedad que representan estas dos rebajas fiscales a nivel regional y nacional, ha puesto de manifiesto que los beneficios económicos asociados a los acuerdos aprobados por el Gobierno madrileño beneficiarán a unos tres millones de madrileños, que se ahorrarán más de 1.400 millones de euros.

Ha subrayado que "por primera vez en la historia del estado autonómico y de nuestra democracia los madrileños pagarán el 1 por ciento menos en el IRPF", lo que representa una media de 80 euros menos por ciudadano por el hecho de "vivir en la Comunidad de Madrid".

Aguirre ha indicado también que por primera vez "en la historia fiscal" de las autonomías españolas, tanto de régimen común como de régimen especial, se reducen los tramos de la tarifa del Impuesto de Patrimonio y que ello se hace, además, con el "consenso" del PSOE, grupo mayoritario de la oposición regional.

La presidenta ha reiterado que este impuesto "penaliza el ahorro y por ello, la inversión" y ha informado de que la rebaja del primer tramo para 2008 acordada hoy, representará un ahorro de 130 millones de euros para los madrileños.

Con esta medida, ha dicho la presidenta, se pretende "reforzar la imagen de Madrid en el conjunto de España, de Europa y en el resto del mundo como una comunidad 'bussines friendly', acogedora con los inversores", que desea atraer a "los creadores de riqueza, prosperidad y empleo", para lo cual se propone "remover todos los obstáculos que lo dificultan".

Ha añadido que el impuesto sobre Patrimonio se creó en España con carácter extraordinario y luego se convirtió en un tributo "ordinario" y que en este momento en Europa ningún país aplica el 2,5%, como nosotros, porque, además, solo en Francia se mantiene y con un tipo máximo del 1,8 por ciento.

Preguntada acerca de si la otras comunidades gobernadas por el PP harán lo mismo que Madrid y rebajarán el Impuesto de Patrimonio de cara a su eliminación, Aguirre ha respondido que "tomarán decisiones en el ámbito de sus competencias".

No obstante ha recordado que el "sentido político" era que, en el caso de que se suprimir en España algún impuesto transferido a las Comunidades, el Gobierno central "tendría que compensar lo que se dejara de ingresar".

Ha añadido que por eso no ha podido complacer a su adversario político, el socialista Tomás Gómez, y "suprimir hoy del todo" este impuesto, sino que se hará "progresivamente" a lo largo de la legislatura.

Aguirre ha recordado que la Comunidad de Madrid ya suprimió la pasada legislatura los impuestos de sucesiones y donaciones, redujo el de Transmisiones Patrimoniales y es la primera autonomía de régimen común que rebaja un 1% el IRPF.