Archivo de Público
Viernes, 5 de Septiembre de 2008

La recesión en Europa frena la inmigración africana

Reuters ·05/09/2008 - 14:41h

La recesión económica en Europa está disuadiendo a los potenciales inmigrantes africanos de países como Senegal, Mali, Ghana de emprender el a menudo peligroso viaje al continente en busca de trabajo, según expertos en inmigración.

Sin embargo, a medida que el trabajo empieza a escasear en Europa algunos están regresando y advirtiendo a otros que es mejor que sigan en África, dijeron el jueves a última hora expertos sobre inmigración reunidos en Dakar.

"Estamos tan solo al principio de un efecto de la desaceleración económica", dijo María Teresa Rojas, vicedirectora del Open Society Institute (OSI), un grupo de investigación fundado por el multimillonario inversor George Soros.

"Los inmigrantes están encontrando que las oportunidades de trabajo están muy limitadas, y que a largo plazo su situación financiera no es mejor que si se quedan donde están", dijo Rojas en la conferencia.

Para los africanos que piensan en emigrar son muy importantes los testimonios de primera mano de los que han estado en Europa y han vuelto, dijo Cheikh Oumar Ba, un sociólogo del Centro para la Investigación de Políticas Sociales en Senegal.

Hasta ahora, sus historias animaban a hacer el viaje.

"No solo no suelen explicar las a menudo difíciles condiciones en las que viven, sino que una vez que vuelven, suelen utilizar ostentosamente el dinero que han ganado con tanto sacrificio en Occidente", dijo en un estudio presentado a los delegados.

Cuando los inmigrantes regresan a África, se les agasaja por su poderío. "Se casan con las chicas más bellas de la localidad, construyen casas que parecen castillos, llenan a sus familia y amigos de regalos", dijo el estudio de Ba.

CAMBIO DE HISTORIAS

Sin embargo, las historias de prosperidad están ahora cambiando a medida que el continente tiene cada vez menos oportunidades de trabajo para los extranjeros, cuya educación, con frecuencia poco cualificada, les impide encontrar empleo fuera del sector servicios y la construcción.

"Cada vez llega más gente con historias duras", dijo rojas. "Historias como esas son muy importantes, porque si vuelves y dices 'no es tan bueno como creíamos' puede ser un gran factor para influir en otros".

Los inmigrantes también están encontrando más hostilidad.

"Es absolutamente cierto que cuando una economía va mal, los inmigrantes se convierten en un objetivo político", dijo Naomi Onaga, coordinadora internacional de Migrants Rights International, con sede en Ginebra, añadiendo que Francia e Italia son dos ejemplos concretos de países donde los inmigrantes son señalados como culpables de los problemas.

Aún así, incluso una Europa que puede dirigirse a la recesión sigue siendo atractiva para algunos africanos que creen que sus opciones de éxito financiero son aún menores en su propio país.

Para los 200.000 jóvenes senegaleses con edad de trabajar cada año sólo hay 20.000 puestos de trabajo en Senegal, según un estudio reciente del Banco Mundial.

"La actitud incluso en los poblados más remotos es 'África es pobreza, Europa es el paraíso'", dijo.

/Por Daniel Magnowski/