Archivo de Público
Jueves, 4 de Septiembre de 2008

El huracán Ike alcanza la categoría 4 y el Hanna se fortalece

Reuters ·04/09/2008 - 07:38h

El huracán Ike ganó fuerza con rapidez el miércoles y alcanzó la Categoría 4 en el Atlántico, mientras la tormenta tropical Hanna se intensificó en menor escala cerca de las Bahamas a medida que avanza con rumbo a la costa del sudeste de Estados Unidos.

Ike no representa una amenaza inmediata para ningún territorio, pero se fortaleció de manera explosiva, pasando en pocas horas de tormenta tropical a un intenso huracán categoría 4 en la escala Saffir-Simpson de cinco etapas, con vientos máximos sostenidos de 215 kilómetros por hora, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Se prevé que Ike gane más fuerza a medida que avanza hacia el sur de las Bahamas, donde llegaría a comienzos de la próxima semana, pero aún es muy pronto para decir si pondrá en peligro algún territorio, dijeron los expertos.

Las lluvias torrenciales de Hanna ya han inundado partes de Haití, varando a residentes en tejados, lo que llevó al presidente René Preval a advertir sobre una "catástrofe extraordinaria" que competiría con una tormenta que dejó 3.000 personas muertas en el país caribeño hace cuatro años.

Los pronósticos indican que Hanna avanzará hacia el centro y norte de las Bahamas el jueves, recuperando la categoría de huracán con vientos de al menos 119 kilómetros por hora antes de azotar el sábado la costa de EEUU.

"CICLÓN TENAZ"

El Hanna ha sido un "ciclón tropical tenaz" que se prevé que recupere fuerza de huracán en un día o dos, o quizás antes, dijo el centro. La tormenta tropical Josephine también avanzaba por el Atlántico con rumbo al oeste, detrás de Ike, pero comenzó a debilitarse.

El aumento en la actividad de las tormentas llega después del huracán Gustav, que azotó Luisiana cerca de Nueva Orleans el lunes, tras castigar Haití, donde dejó más de 75 personas muertas.

El Gobierno de EEUU ha pronosticado que entre 14 y 18 tormentas tropicales se formarán durante la temporada de seis meses que comenzó el 1 de junio, más del promedio histórico, de 10. Josephine es ya la décima.

La temporada del 2005, que tuvo una actividad récord incluyendo al mortífero huracán Katrina, tuvo 28 tormentas.

En Haití, las autoridades aún estaban contando a las decenas de muertos por el paso de Gustav. El empobrecido país es especialmente propenso a las inundaciones y deslaves producto de las lluvias. Las autoridades dijeron que Hanna provocó inundaciones y aludes que dejaron al menos 61 muertos.

Pero la cifra podría aumentar mientras las aguas de la inundación se alejan y se terminan las misiones de búsqueda y rescate.

"Estamos en una situación realmente catastrófica", dijo Preval. "Se cree que comparada con Jeanne, Hanna podría causar aún más daño", dijo, refiriéndose a una tormenta que impulsó una cascada de agua y lodo hacia Gonaives y otras partes del norte y noroeste de Haití en septiembre del 2004, dejando más de 3.000 muertos.

Los residentes de Gonaives que subieron a los tejados de sus casas mientras la crecida de las aguas aumentaba y el Gobierno no conocía el destino de quienes se encontraban en hospitales y prisiones.

El Hanna ha permanecido frente a la costa de Haití desde el lunes pasado y también ha provocado amplias inundaciones en República Dominicana, que comparte con Haití la isla de La Española.*.