Archivo de Público
Viernes, 5 de Septiembre de 2008

Un juez anula la licencia de El Algarrobico

El magistrado ve indicios de un delito de prevaricación de la Junta de Andalucía

MANUEL ANSEDE ·05/09/2008 - 21:43h

El buque 'Rainbow Warrior' de Greenpeace, en una acción contra el hotel. A. RODRÍGUEZ

La demolición del hotel El Algarrobico, considerado por los ecologistas como un icono del vandalismo urbanístico en las costas españolas, está hoy más cerca. El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Almería declaró ayer "nula de pleno derecho" la licencia concedida por el Ayuntamiento de Carboneras para la construcción del complejo en la playa almeriense de El Algarrobico, incluida en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar.

La sentencia del magistrado Jesús Rivera, el mismo que ordenó la paralización cautelar de las obras en febrero de 2006, pide al Ministerio Fiscal que investigue un posible delito de prevaricación administrativa y contra la ordenación del territorio cometido por la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Carboneras, gobernados por el PSOE.

El juez, además, destaca la "abulia y desidia" de la corporación local y del ente autonómico en la defensa de la Ley de Costas, que prohíbe la urbanización de los primeros 100 metros de costa.

A juicio del magistrado, el Ayuntamiento "tenía perfecto conocimiento hace ya 20 años de que la zona de servidumbre de protección era de 100 metros" y, a pesar de ello, dio su permiso para la construcción en la playa de un hotel de 21 plantas y 411 habitaciones. Además, el juez subraya que la Junta utilizó "la burda maniobra de sustituir la planimetría del Plan de Ordenación de Recursos Naturales del Parque Natural oficialmente publicada por otra" en la que se ubicaban los terrenos del hotel en suelo urbanizable. Para Rivera, el respeto a esta protección "compele ineluctablemente a la Administración a una expropiación y ulterior demolición de lo construido".

“Da la razón a la Junta”

Pese al rigor de la sentencia, el presidente andaluz, Manuel Chaves, dio ayer la vuelta a la tortilla y afirmó que el fallo “da la razón a la Junta”. Según Chaves, todo aquello que facilite el derribo de El Algarrobico “coincide con el propósito y la voluntad” de la Junta.

La promotora del hotel, Azata del Sol, guarda silencio. Su portavoz, Antonio Baena, explica que están valorando un posible recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y se lamenta de que la sentencia "no haya llegado antes". Como explica Jaime del Val, de la Asociación Salvemos Mojácar, si la empresa recurre la demolición se podría demorar "hasta cinco años más". El Ayuntamiento anunció ayer que recurrirá el fallo, informa Europa Press.

Greenpeace, una de las ONG que más ha despuntado en las protestas contra el hotel, acogió ayer la sentencia como "una victoria muy importante". Su director, Juan López de Uralde, se reunió el jueves con la ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, y ambos destacaron, según el ecologista, que "esta sentencia era el obstáculo por superar para tirar El Algarrobico". El Ayuntamiento de Carboneras tendrá que revisar ahora la licencia, por orden del juez.