Archivo de Público
Viernes, 5 de Septiembre de 2008

La crisis asusta a los mercados

El Ibex y el euro tocan su nivel mínimo anual, y el precio del petróleo se acerca a los 100 dólares

P. G. ·05/09/2008 - 21:38h

La constatación de la crisis en Europa y de que el BCE no va a bajar los tipos de interés, al menos, en lo que queda de año, han agitado a los mercados financieros, que termina la semana con fuertes caídas, y en un clima de inquietud. Las bolsas europeas registraron ayer retrocesos cercanos al 3%, el euro tocó su nivel más bajo en el año, y  con el se llevó al petróleo, cuyo precio se acerca a los 100 dólares.

El balance semanal de las bolsas europeas es el  peor desde los atentados del 11-S. La bolsa española pierde cerca de un 5%, y su principal indicador, el Ibex 35, se coloca en su nivel mas bajo de 2008, los 11.139,70 puntos (más información en la página 29).

La agitación de los mercados vino provocada por los malos datos económicos y empresariales en EEUU y por las palabras del presidente del BCE, Jean Claude Trichet, del jueves, en una secuencia casi calcada de la vivida hace un mes, que también llevó la preocupación a los mercados:  Trichet expresa su impresión sobre el debilitamiento de la eurozona (en esta ocasión, además, revisando a la baja sus proyecciones de PIB), y reitera su prioridad por el control de la inflación, que  sigue alta. Y el mercado interpreta que no habrá bajadas de los tipos, y vuelve su mirada hacia el dólar.

El Euro y el dólar, en niveles bajos 

Aunque la economía estadounidense tampoco está en su mejor momento, los analistas explican que los mercados, puestos a optar, se retiran de la moneda que está sobrevalorada, que es la divisa europea. Así, el euro se mueve en su mínimo anual. En la sesión de ayer, llegó a romper el nivel de los 1,42 dólares,  y tocó los 1,4197, el cambio más bajo desde octubre de 2007.

Un euro más débil no es una mala noticia para la economía española. Las exportaciones de productos españoles se abaratan, y el sector turístico recupera posiciones frente a los destinos competidores del áreas del dólar.

Con el euro, cae el petróleo, lo que tampoco es una mala noticia. El crudo baja por las perspectivas de una menor demanda por parte de los países industrializados, y por la fortaleza del dólar. El Brent se abarató ayer dos dólares y medio por barril, y llegó a cotizar por debajo de los 104 dólares. Se acerca al nivel de los 100 dólares, el precio mínimo aceptable para los países de la OPEP (que se reúnen el  día 9).

Lo que no da buenas noticias es el Euribor, que cede muy poco, precisamente por que no hay perspectivas de que el BCE baje los tipos. Este índice, que corresponde al tipo de interés que se cobran los bancos europeos por prestarse dinero, termina la semana en el 5,322%,  apenas doce centésimas porcentuales por debajo del dato del jueves. Pero la media provisional de septiembre supera en dos milésimas al dato de agosto, cuando este indicador mostró un ligero recorte, el primero después de cinco meses de subidas.

 

La producción industrial suma tres meses de caídas

El Índice de Producción Industrial registró el pasado mes de julio un descenso del 4,4% (en términos ajustados al calendario). Es el tercer mes consecutivo en que desciende la actividad de la industria, que también se ha visto contagiada por la crisis económica, y no es capaz de compensar el descenso de otros sectores, como la construcción.

En lo que va de año, la producción del sector cae un 3% respecto a los siete primeros meses del 2007. En julio, el mayor descenso se produce en la producción de bienes intermedios (un 8,5%),  que en su mayor parte son productos destinados a la exportación, y que se están viendo afectados por la debilidad de los principales socios comerciales españoles de la zona euro (a donde se dirigen el 75% de las ventas al exterior).

La atonía del gasto de los hogares se refleja, por su parte, en el descenso de la producción de los bienes de consumo, del 3,6% en julio, mientras que el frenazo de la inversión empresarial provoca un retroceso en los bienes de equipo del 2,2%. En julio, sólo aumento la actividad del sector de la energía (un 1,7%), por el fuerte aumento del precio del petróleo, que ese mes llegó a su récord.