Archivo de Público
Viernes, 5 de Septiembre de 2008

Rajoy: "Si sumamos lo de Ibarretxe a lo de Zapatero el resultado es un torpedo para las familias"

El presidente del PP acusa al Gobierno de no tener "sentido común" y de no saber que hacer para afrontar la crisis económica

EFE ·05/09/2008 - 16:37h

EFE - El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, y el dirigente de esta formación en el País Vasco, Antonio Basagoiti, saludan a los asistentes.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha afirmado hoy en Bilbao sobre la crisis económica que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "ha engañado" a la sociedad española, pero que "lo peor es su manifiesta incapacidad para adoptar medidas económicas" para solucionar el problema.

En un acto en el que ha entregado sus carnés de afiliados a 107 nuevos militantes del PP del País Vasco, Rajoy ha hecho hincapié en la economía y ha dicho que "al Gobierno de España se le ha ido la mano, está desorientado y sin saber qué hacer para afrontar la importante crisis económica".

"Sentido común"

"Los problemas económicos no se solucionan solos"

El presidente del PP también se ha referido a la consulta aprobada por el Parlamento vasco y ha mantenido que "si sumamos lo de Ibarretxe a lo de Zapatero" el resultado es "un torpedo en la línea de flotación de las familias".

Ha opinado que "España necesita sentido común, y ambos dirigentes están muy alejados de eso" a la vez que ha destacado que los presupuestos del Estado y del País Vasco están "para solucionar los problemas de los ciudadanos, no para ayudar al PSOE o al PNV".

Rajoy ha exigido al presidente del Gobierno español que "gobierne", porque, según ha destacado, "los problemas económicos no se solucionan solos" y le ha acusado de "improvisar el diagnóstico y las soluciones", lo que genera, según ha añadido, "desconfianza fuera del país".

Contratación de inmigrantes 

En este punto se ha referido a la propuesta del ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, de cerrar la contratación de inmigrantes en origen y ha resaltado que supone "liquidar la inmigración legal, mientras mira hacia otro lado en el caso de la ilegal".

También ha criticado que el Gobierno "no solo no resuelve" la crisis económica sino que "empieza con maniobras de distracción y genera otros problemas, porque abre debates sobre asuntos para los que no hay demanda y que, además, provocan división".

A su juicio, a la "ineficacia" del Ejecutivo en materia económica "se suma la soberbia de que es incapaz de aceptar las propuestas que le hacemos desde el PP", entre las que ha citado rebajar los impuestos a las pequeñas y medianas empresas, e incrementar las devoluciones a las personas que pagan un crédito hipotecario.

El dirigente del PP ha resaltado que tras la economía de las familias, la segunda prioridad de su partido es la justicia, y ha anunciado que si el Gobierno no legisla para impedir que haya calles con nombres de terroristas o cambiar el tratamiento judicial a los pederastas "lo hará el PP".

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, también ha intervenido en el acto y ha destacado que "Euskadi no puede seguir siendo referencia del disparate continuo" y ha afirmado que "la mayoría de los vascos no respalda los planes de Ibarretxe y desean respirar normalidad política".

Se ha referido, asimismo, a la denuncia que Ibarretxe ha anunciado que presentará contra España ante instituciones europeas por impedir su consulta y ha apuntado que el Gobierno "podría dejar para mejor ocasión el pacto presupuestario con quien quiere el descrédito del país; no se puede poner una vela a Dios y otra al diablo".