Archivo de Público
Viernes, 5 de Septiembre de 2008

Ve a su padre en la tele después de haberle enterrado hacía años

El hombre, tras desaperecer, fue ingresado en un hospital con un cuadro de amnesia y la policia le otorgó una identidad equivocada

REUTERS ·05/09/2008 - 11:18h

Un padre que fue declarado erróneamente muerto en Gran Bretaña, tras desaparecer durante ocho años, se reunió con su familia después de que su hijo lo vió en televisión.

La familia de John Delaney pensaba que él había muerto tras su desaparición en abril del 2000. Sus seres queridos organizaron un funeral y una cremación tres años después, cuando la policía halló un cadaver que creían era del sujeto.

Desapareció, le ingresaron y le pusieron otro nombre

Pero Delaney, de 71 años, de Oldham, Greater Manchester, había sido internado en un hospital en estado de confusión 10 días después de que se reportó su desaparición. El hombre no pudo dar entonces ninguna pista a la policía sobre su nombre, dirección o familia debido a que sufría de amnesia.

Cuando los chequeos policiales fallaron en descubrir la identidad del sujeto, se le entregó el nombre de David Harrison y se le puso bajo cuidado de los servicios sociales. Fue enviado luego a un hogar de cuidado donde permaneció los ocho años siguientes.

Entre tanto, un cuerpo en avanzado estado de descomposición hallado en el 2003 fue erróneamente identificado como Delaney. Su familia fue informada y organizó un funeral y cremación a fines de ese año.

Salió en un programa de televisión sobre desaparecidos

La verdad de lo que ocurrió con Delaney sólo salió a la luz a comienzos de este año, cuando apareció en un programa de televisión sobre personas desaparecidas.

Su hijo John Renehan, de 42 años, vio las imágenes en la televisión y lo reconoció. Se reunieron después de que un test de ADN confirmó la relación entre ambos.

"Estaba en shock. Pensábamos que habíamos cremado a mi padre. Pero yo sabía que estaba ahí," dijo Renehan a Manchester Evening News.
En un comunicado, la policía de Greater Manchester dijo que había cometido un error. "Actualmente, la policía de Greater Manchester cuenta con avanzados sistemas para asegurarse de que errores de esta naturaleza no vuelvan a cometerse," señaló.

La policía intenta además establecer la identidad del hombre que fue cremado en el 2003.