Archivo de Público
Miércoles, 3 de Septiembre de 2008

Corbacho quiere restringir los contratos en origen de inmigrantes

El Gobierno cree que, con esta medida, las empresas contratarán a parados españoles

AINHOA LARREA ·03/09/2008 - 20:18h

 

“No parece razonable que en un mercado laboral como el español sigamos recurriendo a la contratación en origen”. Así justificó el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, la intención del Gobierno de limitar ese instrumento que permite contratar extranjeros en sus países para traerlos a España y cubrir puestos de trabajo aquí. En lo que va de año se han realizado 88.180 operaciones, y en el conjunto de 2007 esa cifra ascendió a cerca de 200.000, pero, según dijo ayer Corbacho, en 2009 el Ejecutivo revisará “en profundidad” el catálogo de contrataciones en origen con el objetivo de que el año que viene ese contingente de inmigrantes “se aproxime a cero”.

El anuncio de Corbacho tuvo lugar sólo un día después de conocerse los últimos datos de paro y afiliación a la Seguridad Social. Las estadísticas confirmaron que el mes pasado fue el peor agosto en una década, y el ministro de Trabajo defendió ayer que “las personas que se tengan que contratar en la economía española se contraten de los 2,5 millones de desempleados que registra España”. Habrá, eso sí, dos excepciones: las de personal especializado y las que se realicen en aquellos países con los que España tiene firmados convenios especiales.

Nada más conocerse la noticia, las asociaciones de inmigrantes manifestaron su “temor” ante la posibilidad de que un recorte en las contrataciones en origen incremente los flujos de inmigración ilegal, informa Europa Press.

Polémicas e inesperadas, las declaraciones de Corbacho tuvieron lugar después de que representantes del Gobierno mantuvieran la primera reunión “operativa de la Mesa del Diálogo Social, con empresarios y sindicatos. En ese encuentro se constituyó la Comisión de Seguimiento y Evaluación del diálogo social que se acordó el pasado 29 de julio, y se estableció que en un plazo máximo de 15 días el Ejecutivo informará ampliamente a ese órgano de todos los acuerdos adoptados en los últimos Consejos de Ministros.

Reformas pendientes

La recuperación económica no se producirá hasta el segundo semestre de 2009, admitió Corbacho, pero, a su juicio, hay que “aprovechar la crisis internacional” para convertirla en “un momento de oportunidades”. En ese sentido, avanzó que el Gobierno y los agentes sociales (CEOE, Cepyme, CCOO y UGT) han fijado cuatro líneas de actuación prioritarias: la modernización de los servicios públicos de empleo, la reforma de la Formación Profesional, el desarrollo del Estatuto de Trabajo Autónomo y la evaluación de “todos los planes y programas de empleo que existen.

“Vamos a analizarlos y ponerlos a cero” para ver si se adecúan a la coyuntura económica e “identificar así por dónde tienen que ir los planes futuros”, señaló Corbacho, que también aclaró que eso no afectará al plan de recolocación de parados aprobado en julio. La mayoría de las comunidades autónomas están haciendo la selección de los 1.500 orientadores profesionales que contempla dicho proyecto, subrayó el ministro.

Por otro lado, Corbacho reiteró que todos los parados que tengan derecho a cobrar la prestación por desempleo podrán acceder a ella. Horas antes, en RNE, el ministro de Trabajo había reconocido que el Inem podía entrar en déficit por el mayor gasto que está efectuando en los últimos meses, pero luego subrayó que la protección está garantizada.