Archivo de Público
Miércoles, 3 de Septiembre de 2008

Abierta una histórica negociación en Chipre para la reunificación

Los líderes greco y turcochipriota inician las conversaciones dentro de un proceso que pretende acabar con la división del país, escindido desde 1974. Los analistas también lo consideran una oportunidad para despejar el camino de Turquía a la UE

Flora Alexandrou (EFE) / PÚBLICO.ES ·03/09/2008 - 19:05h

El presidente greco-chipriota, Demetris Christofias (i), el líder turco-chipriota, Mehmet Ali Talat (c), y el nuevo enviado especial de la ONU para Chipre, el ex ministro de Asuntos Exteriores de Australia, Alexander Downer (d), hablan en rueda de prensa tras su reunión en Nicosia. /EFE

Los líderes greco y turco chipriotas iniciaron hoy, esperanzados, un proceso negociador directo en Nicosia que pretende alcanzar, incluso este mismo año, un acuerdo para acabar con la división de esta isla mediterránea, producida en 1974.

"Hoy es un día histórico para Chipre". Con estas palabras, pronunciadas por el nuevo enviado especial de la ONU para Chipre, el australiano Alexander Downer, comenzó un proceso que pretende reunificar el último país dividido de Europa. Tras elogiar al dirigente greco-chipriota, Dimitris Christofias, y al turco-chipriota, Mehmet Ali Talat, Downer recordó que aún quedan muchas "dificultades y desafíos en el futuro" para lograr la reunificación.

Aun así, los analistas consideran este proceso la mejor oportunidad en años para lograr la reunificación de la isla y, de paso, eliminar un obstáculo a Turquía en su camino a la Unión Europea (UE), ya que es el único país en reconocer la autoproclamada República Turca del Norte de Chipre.

Los propios líderes expresaron en sus intervenciones su determiación a conseguir la reunificación. Christofias recalcó que ha llegado "el momento de poner fin al problema de Chipre, arrastrado desde hace años, y de dar al pueblo chipriota un futuro mejor". Los dirigentes de ambas comunidades, que comparten una sólida amistad personal, coincidieron en su valoración de que el entendimiento es tan bueno que los esfuerzos para la búsqueda de una solución podrían concluir "muy pronto".

Ambas partes confían en llegar a un acuerdo "lo más pronto posible" 

"Si me preguntáis cuándo vamos a tener la solución, yo voy a decir este año. Espero que este año", respondió Talat. "Muy pronto, lo más pronto posible", manifestó, por su parte, Christofias,: "tenemos la voluntad mutua y el esfuerzo común para lograr este objetivo".

No obstante, para conseguir la reunificación se deberán superar algunas diferencias, como recordó Talat.

"Me doy cuenta de que durante este esfuerzo para establecer una nueva asociación las dos partes tendrán puntos de vista diferentes sobre algunos aspectos del problema", reconoció el líder turco-chipiota. Pero, a pesar de eso, creo también que esas diferencias no son insuperables y con buena voluntad y compromisos por ambas partes se podrían salvar", añadió.

El nuevo marco institucional 

Entre los asuntos a discutir se encuentra si el futuro Estado federal de ambas comunidades será una evolución de la República de Chipre, como quieren los greco-chipriotas, o una nueva entidad, como pretenden los turco-chipriotas. Además, se deberán negociar las cuotas del poder de cada comunidad dentro del Estado y los mecanismos para permitir su funcionamiento.

El próximo día 11, Christofias y Talat tendrán su primer encuentro negociador centrado precisamente en los temas de la formación de un Gobierno y la distribución de los poderes, en caso de lograr una solución.

Otro de los aspectos espinosos es la presencia de los colonos turcos en el norte, las antiguas propiedades usurpadas en décadas pasadas por ambas partes y la presencia de decenas de miles de soldados turcos en la isla. El pasado 21 de marzo, Christofias y Talat acordaron entablar estas nuevas negociaciones directas con el apoyo de la ONU, después de que el líder comunista greco-chipriota lograse vencer en las elecciones presidenciales.

Chipre se encuentra dividido desde que la invasión turca de 1974 dejase el tercio norte de la isla bajo control de Ankara, que tiene 40.000 soldados desplegados, propiciando la creación de la República Turca del Norte de Chipre, sólo reconocida por Turquía. Por su parte, la República de Chipre, de mayoría griega y que ocupa dos tercios de la isla, es reconocida por la comunidad internacional y desde 2004 es miembro de la Unión Europea.