Archivo de Público
Miércoles, 3 de Septiembre de 2008

La obesidad no aumenta la posibilidad de detección de diabetes

Reuters ·03/09/2008 - 18:03h

Las personas obesas con diabetes tienen igual probabilidad de ser diagnosticadas que sus pares más delgados con la enfermedad metabólica, informaron investigadores estadounidenses.

Se sabe que la obesidad aumenta las posibilidades de desarrollar diabetes, sin embargo "la obesidad no aumenta la probabilidad de que la diabetes de un individuo sea diagnosticada", informaron la doctora Christina C. Wee y sus colegas del Centro Médico Beth Israel Deaconess de Harvard, en Boston.

No hay consenso sobre quiénes deben ser cribados para la detección de diabetes, observó el equipo de Wee en el artículo publicado en la revista médica Diabetes Care.

El diagnóstico temprano de la diabetes es especialmente importante para las personas obesas, añadieron los expertos, ya que la investigación muestra que tienen menos probabilidad de que se les ofrezca la atención preventiva que puede ayudar a evitar las graves complicaciones de la enfermedad.

Para investigar el impacto del índice de masa corporal (IMC) de una persona en la probabilidad de tener diabetes sin diagnosticar, los investigadores examinaron a 5.514 personas que participaron en la encuesta National Health and Nutrition Examination Survey 1999-2004.

Casi un 10 por ciento de los participantes en el estudio tenía diabetes y el 28 por ciento de ellos no había sido diagnosticado con la enfermedad.

El IMC de una persona no cambiaba las cosas desde el punto de vista estadístico respecto a si pasaban sin diagnosticar o no: el 22 por ciento de las personas de peso normal con diabetes estaba sin diagnosticar, al igual que el 32 por ciento de los pacientes con sobrepeso y cerca del 33 por ciento de los obesos.

Se necesita más investigación para entender si incluir el sobrepeso y la obesidad en las iniciativas de cribado para la detección de diabetes puede ser beneficioso para la salud pública, añadieron Wee y sus colegas.

Mientras tanto, señaló el equipo, "los médicos y los responsables de las políticas deberían considerar el riesgo subyacente de diabetes asociado al peso corporal en la toma de decisiones respecto a quiénes deben ser cribados para la detección de diabetes".

FUENTE: Diabetes Care, septiembre del 2008