Archivo de Público
Martes, 2 de Septiembre de 2008

Rusia dice que firmó una versión del plan de paz distinta a la de Georgia

El presidente ruso, Dmitry Medvedev, celebra que la UE no imponga sanciones a su país.

EFE ·02/09/2008 - 15:19h

EFE - Una mujer pasa junto a un casa derruida por las bombas en Gori, al norte de la capital Tbilisi (Georgia) el pasado 21 de agosto.

El embajador de Rusia ante la Unión Europea, Vladimir Chizov, aseguró este martes que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, presentó a las partes versiones diferentes del plan de paz que puso fin a la guerra relámpago con Georgia, y defendió que Moscú ya ha cumplido "completamente" con el texto que firmó.

En rueda de prensa, Chizov consideró que las exigencias que el martes hizo la Unión Europea para que Rusia cumpla con su compromiso de retirar sus tropas de suelo georgiano "son quizás el reflejo de una cierta malinterpretación del plan de seis puntos".

"Nosotros hemos cumplido el plan firmado por Sarkozy y el presidente Dmitri Medvedev por completo", dijo el embajador, que confió en que en la reunión que mantendrán ambos mandatarios el próximo lunes en Moscú se "resuelva esta confusión".

El texto válido, dice el embajador ruso, es el que firmaron Saerkozy y Medvedev el 12 de agosto en Moscú 

El embajador afirmó que las tropas rusas que permanecen en la llamada "zona tampón" y en la ciudad georgiana de Poti están compuestas por 500 soldados en tareas "de pacificación y vigilancia y están preparadas para cooperar con los observadores de la OSCE".

Hasta que no lleguen estos observadores y la zona no esté totalmente "pacificada" las fuerzas rusas permanecerán en el territorio, dijo.

"Otras medidas de seguridad adicionales están también claramente mencionadas en el plan firmado por Sarkozy y Medvedev", recalcó.

En el momento en el que se aclare este "malentendido", añadió el embajador, podrá superarse la "vinculación artificial" entre la retirada de soldados y las negociaciones de un acuerdo de asociación con la UE.

De este modo, no descartó que las conversaciones sobre el acuerdo comercial, político y energético continúen su curso normal en la fecha que estaba prevista, el próximo 16 de septiembre.

"Rusia y la UE están llamadas a ser aliados, y rumores como que vamos a cortar el suministro de energía no son más que basura", dijo.

El preámbulo  

En cuanto a las supuestas diferencias entre los textos que pusieron fin a la "guerra relámpago" desatada en el Cáucaso, el embajador especificó que en el texto que firmó el presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, "faltaba el preámbulo".

Añadió que en la versión georgiana se borró la parte referida a las futuras discusiones sobre el estatus de las provincias secesionistas de Osetia del Sur y Abjazia, cuya independencia ha reconocido Moscú.

Asimismo, se refirió a un problema de traducción, ya que en una versión se habría hablado de discusión internacional sobre la seguridad, en un caso "para" Osetia y en el otro "en" Osetia. en la versión georgiana se borró la parte referida a las futuras discusiones sobre el estatus de las provincias secesionistas

Por último, afirmó que en el texto presentado por la secretaria de estado estadounidense, Condoleeza Rice, a Saakashvili (que se había negado a firmar una primera versión) se añadía una carta de Sarkozy "con sus puntos de vista particulares sobre medidas de seguridad que se describen en el punto 5".

"Esta carta nunca fue firmada por el lado ruso", destacó el embajador.

Según su criterio, estas diferencias -que Sarkozy conocía, dijo- no se pueden explicar por un mero problema de traducción.

En la versión georgiana se borró la parte referida a las futuras discusiones sobre el estatus de las provincias secesionistas

No obstante, agradeció al presidente de turno francés su mediación en el conflicto, y atribuyó estos problemas a la "urgencia para convencer a algunos líderes georgianos" para firmar el texto.

Según el embajador ruso, el texto válido es el que firmaron Sarkozy y Medveded el 12 de agosto en Moscú, y así además está registrado ante las Naciones Unidas.

El plan de arreglo patrocinado por la presidencia francesa de la UE incluye el alto el fuego, la renuncia al uso de la fuerza y el libre acceso a la ayuda humanitaria, así como el regreso de las Fuerzas Armadas de Georgia a su lugar de emplazamiento habitual.

Además, las tropas rusas serían retiradas a la línea que existía antes del estallido del conflicto, aunque podrán tomar medidas de seguridad adicionales hasta la creación de los correspondientes mecanismos internacionales.

Por último, se daría comienzo a un debate internacional para decidir los mecanismos para garantizar la seguridad de ambas regiones separatistas georgianas.

Satisfacción de Rusia 

Por otra parte, Medvedev expresó este martes su satisfacción por el hecho de que la Unión Europea, en una decisión "realista",  no haya impuesto sanciones a Rusia