Archivo de Público
Miércoles, 7 de Noviembre de 2007

"Si para ganar he de ser mal tipo, no ganaré"

El español cree que tiene posibilidades de ser el sustituto de Fernando Alonso como segundo piloto oficial de McLaren.

ÁNGEL LUIS MENÉNDEZ ·07/11/2007 - 23:10h

El español Pedro Martínez de la Rosa sale del box de McLaren-Mercedes. Reuters

Amable y cordial, Pedro Martínez de la Rosa firmó ayer miles de fotografías suyas en un acto promocional organizado por Vodafone en el SIMO de Madrid. Los aficionados quiere verle por fin al volante de un bólido de Fórmula 1.

Esos aficionados ¿le preguntan más sobre su futuro o sobre el de Alonso?

Obviamente, más por el de Fernando. Pero si no sé el mío, imagínate el de Fernando…

¿Cómo dice que no conoce su futuro si tiene dos años más de contrato?

Yo tengo contrato de piloto de pruebas, pero lo que quiero ser es piloto oficial.

Entonces, ¿podría ser el compañero de Hamilton en 2008?

Siendo el tercer piloto del equipo, tengo alguna posibilidad. Y no voy a desfallecer hasta intentarlo. El equipo siempre me ha informado de todo y  estoy diariamente en contacto con ellos.

¿Cuándo dirán el nombre del segundo piloto?

Me han dicho que no tienen prisa.

¿Qué tipo de piloto buscan?

No lo sé.

La temporada recién finalizada, ¿ha sido dura?

Ha sido interesante e intensa. Se ha perdido el Mundial al final, pero hemos tenido un coche muy competitivo. Como equipo hemos dado todo lo que podíamos para que tanto Hamilton como Fernando tuvieran un coche para luchar por el Mundial. El balance es muy positivo. Es mi mejor temporada como piloto de pruebas de Fórmula 1.

¿Ha habido tanta tensión en McLaren como se ha dicho?

Sí, sí que la ha habido. Esto no es mentira.

¿Y cómo ha sobrevivido a esa violenta situación?

Intentando estar siempre en el centro, recordándome a mí mismo que mi función en el equipo es exclusivamente ser piloto de pruebas e intentando hacer el mejor trabajo para dos pilotos que han tenido una rivalidad muy fuerte. Espero que la gente lo aprecie.

Y en McLaren, ¿lo aprecian?

Yo continúo en McLaren porque quiero y porque estoy contento, no porque tenga contrato. Se han portado muy bien conmigo, me ha apoyado en momentos muy duros y estoy muy agradecido.

Uno de esos episodios fue su declaración ante la FIA en el caso del espionaje a Ferrari que acabó costándole a McLaren el Mundial de constructores. ¿También le apoyó el equipo ahí?

Sí, me dio su apoyo al cien por cien en toda esta situación y esto es de admirar. Cuando las cosas van mal o hay problemas es cuando la gente te demuestra realmente su calidad humana. Y a mí, desde Ron Dennis hasta la última persona que trabaja en McLaren me han apoyado a tope.

¿Qué le ha dado Alonso a McLaren en este convulso año?

Nos ha demostrado que es un gran piloto en pista y un gran piloto que sabe desarrollar el coche muy bien.

¿Supo con antelación que Fernando dejaba de ser compañero de equipo?

No. Me enteré por el equipo porque así he querido que fuera. Yo me he mantenido siempre en mi posición. Al margen de polémicas que no me tocan.   

¿Ha leído el recién publicado libro autobiográfico de Hamilton?

No me ha dado tiempo.

¿Pero lo va a leer?

Probablemente no.

¿Por qué?

Porque no necesito leerlo, lo conozco en persona.

En el Mundial de 2008 los vehículos afrontarán varios cambios técnicos. ¿Cuáles son los más trascendentales?

Los cambios electrónicos. Se suprimen el control de tracción y el freno motor. Esto cambia mucho el comportamiento del coche y los  pilotos cometerán bastantes más errores. O sea, que se verá de verdad qué pilotos son mejores y peores. La Fórmula 1 es un deporte de equipo y el piloto es un engranaje más de esa maquinaria, pero es cierto que el piloto sobresaldrá un poco más.

¿Habrá entonces menos diferencias entre equipos grandes y pequeños?

Creo que sí. Mientras que este año sólo dos equipos han luchado por la victoria, en 2008 habrá más equipos que aspiren a ganar.

¿Es usted demasiado buena persona para este mundo de la Fórmula 1?

Puede ser, pero no voy a cambiar. Con mis virtudes y defectos, soy así y estoy contento. Si para ganar tengo que ser diferente, ser malo, no ganaré.