Domingo, 31 de Agosto de 2008

El Barça de Guardiola se estrena en la Liga con una derrota en los Pajaritos

El equipo de Guardiola perdió en Soria (1-0)  al estilo de la temporada pasada, eso sí, sus jugadores mostraron más pundonor

RUT VILAR ·31/08/2008 - 16:29h

Más de lo mismo. Posesión altísima, localización del balón en campo contrario, el cuádruple de remates que su rival, dominio avasallador en el segundo tiempo... todo ello en vano, porque el Barça perdió en Soria al estilo de la temporada pasada, eso sí sus jugadores mostraron más pundonor.

Etoo primero y Messi después pudieron empatar el encuentro en los minutos finales. El camerunés no afinó en un cabezazo frente a la portería de Juan Pablo en el 82 y Messi estrelló una falta al palo ya en el descuento. El Numancia sufrió lo indecible los últimos veinte minutos, pero acabó resistiendo la infructuosa embestida culé.

Problemas para Alves

La que debía ser la mejor banda derecha del mundo, con Alves y Messi, se trasformó en un problema para el equipo azulgrana. Las subidas del brasileño convirtieron el ataque del Barça en un embudo. Alves no dobló ni una sola vez al argentino hasta el minuto 63. El lateral debe asumir que Messi no es Navas, así que si él no abre el campo, el ataque azulgrana se embotella en la zona central, cosa que lo hace más predecible y facilita las labores defensivas del rival.

El Barça tropezó con un rival cerrado atrás y con las línas muy juntas

El Barcelona se encontró en Soria con el escenario previsto: Un campo pequeño y un Numancia cerrado atrás y con las líneas muy juntas. Así las cosas, los azulgrana se adueñaron desde el primer minuto del balón y del campo contrario, de hecho el Numancia sólo dejaba a Brit por delante de la pelota . Sergio Kresic, reforzó su banda izquierda con Cisma y Bellvís para controlar en corto a Messi. Aún así, durante los primeros minutos de partido el Barça supo ser paciente. Los jugadores azulgrana movieron con velocidad el esférico y, aunque no crearon oportunidades claras de gol, el equipo de Guardiola transmitió sensación de control y cierto peligro ofensivo. Pero a los culés se les terminó pronto la paciencia. Y en esas llegó el gol del Numancia.

Abidal descolocado

Un desajuste defensivo volvió a costarle un tanto en contra al equipo azulgrana. Dani Alves perdió un balón en medio campo, cosa que aprovechó Brit para iniciar un contragolpe. La pelota llegó a Bellvís, libre de marca por la subida del brasileño. Abidal decidió ayudar a Márquez y Puyol, que se bastaban y sobraban, en el centro del área y dejó solo a Mario que remató desde la izquierda y consiguió el único gol del partido.

En el segundo tiempo el Numancia se cerró todavía más atrás y se olvidó de atacar. Guardiola probó con la entrada de Hleb y Bojan. El Barça tuvo infinidad de oportunidades y nula puntería.

Noticias Relacionadas