Viernes, 29 de Agosto de 2008

La tormenta Gustav cierra la producción de crudo y gas del Golfo

Reuters ·29/08/2008 - 21:05h

Reuters - Mientras la tormenta tropical Gustav ganaba fuerza en el Caribe, los productores de crudo y gas natural continuaban preparándose el viernes a más de 1.609 kilómetros de distancia para una potencial catástrofe en el área clave para el bombeo petrolero de Estados Unidos. Imagen de un barco abandonado sumergido en un brazo fluvial a lo largo de una autopista en Port Fourchon, Louisiana, el 27 de agosto. REUTERS/Lee Celano

Las compañías de petróleo y gas natural interrumpían su producción en el golfo de México y evacuaban a sus trabajadores el viernes mientras la tormenta tropical Gustav ganaba fuerza y podría convertirse en el peor huracán en golpear este área clave para el bombeo de crudo de Estados Unidos desde 2005.

Se prevé que Gustav se convertirá en un huracán de categoría 3 durante el fin de semana, antes de llegar a las áreas de producción mar adentro al inicio de la próxima semana.

En el golfo de México se bombea una cuarta parte del petróleo de Estados Unidos y el 15 por ciento de la producción de gas natural.

Las pérdidas causadas por los huracanes Katrina y Rita, junto con los retrasos en la puesta en marcha de proyectos importantes como el Thunder Horse de BP produjeron "un declive multianual y ahora posiblemente irreversible en la producción de crudo de la región", dijo Jeff Rubin, economista jefe de CIBC World Markets, en un informe divulgado el viernes.

Aunque el lugar exacto donde Gustav tocaría tierra en las costas de Luisiana y Texas aún no está claro para los pronósticos, varios analistas dijeron que los precios de la energía seguramente van a aumentar.

"Y como tanto los inventarios de crudo como los de gasolina están (en niveles) muchos más bajos que cuando Katrina y Rita azotaron, las consecuencias en los precios podrían ser peores en esta ocasión", agregó Rubin.

Las instalaciones de perforación en tierra emitieron una serie de avisos informando que estaban interrumpiendo la producción en sus plataformas costa fuera. La mayor productora de la región, Shell Oil, comenzó a hacerlo en algunas plataformas el jueves.

BP, Apache y Chevron fueron otras de las operadoras que tomaron las mismas medidas.

Además, el Puerto de Petróleo Costa Fuera de Luisiana -la única terminal submarina estadounidense- dijo que iba a dejar de descargar buques el sábado por temor a las masivas olas que provocaría Gustav.

Y Sabine Pipeline, operador del Henry Hub, el punto referencial de gas natural NYMEX, dijo que iba a comenzar a interrumpir las operaciones del oleoducto a partir del domingo a la mañana.

Los precios del petróleo y la gasolina se dispararon a niveles entonces récord luego de Katrina y Rita en el 2005, que destruyeron más de 120 plataformas y oleoductos subterráneos y provocaron la interrupción del 25 por ciento de la producción de crudo y combustible durante meses.

Los operadores también estaban preocupados por los pronósticos de que la tormenta tropical Hanna, en el Atlántico, se aproximaría al Golfo cerca de una semana después de Gustav.

"Anoche, uno de los modelos mostró que Hanna tocaría tierra prácticamente en el mismo lugar en que Gustav lo hará, apenas cuatro días después", dijo un operador de energía de Texas.

/Por Erwin Seba/.*.