Domingo, 31 de Agosto de 2008

Elena Valenciano

La Secretaria de Política Internacional del PSOE nos recomienda una lectura de Pedro Salinas para este verano. Entre sus libros menos 'favoritos', encontramos uno de Umberto Eco

RAFAEL REIG ·31/08/2008 - 00:18h

¿Qué libro recomienda?

La voz a ti debida, de Pedro Salinas 

La verdad es que su recomendación me da mucha alegría. ¿Por qué está tan olvidada la poesía de Salinas? Bergamín decía que los poetas del 27 preferían la inteligencia al intelectualismo, el sentimiento a la sentimentalidad y la sensibilidad a la sensiblería. Para mí, es una definición muy precisa de Salinas. No le ayudó, desde luego, ser un señorito madrileño (en lugar de andaluz, por ejemplo), ni un hombre simpático, alegre y transparente (en lugar de un tipo trágico), ni profesor universitario (en lugar de ser un hijo del pueblo). Y sin embargo, es uno de los grandes, de los que menos tributo rinde a la moda de su tiempo y, por eso mismo, de los más imperecederos. 

¿Cuál desaconseja en verano?

El Pendulo de Foucault, de Umberto Eco 

Seamos sinceros, ese libro de Eco es un aburrimiento soberano, una especie de tortilla paisana en la que todos los ingredientes son de primera calidad, pero está mal cuajada, sin hacer, incomestible.

¿Y este año que va a leer? 

La interpretación del asesinato, Jed Rubenfeld

No he leído ese libro de Rubenfeld, pero parece tentador: una novela policíaca ambientada en Nueva York en la primera década del siglo XX, la llegada de Freud a la ciudad en 1909, una mujer amnésica y sin habla que conoce la verdad, y a la que someten a sesiones de psicoanálisis para que recuerde (supervisadas por el propio Freud)... Es más o menos la misma novela de la que disfruto cada verano a la hora de la siesta y, aunque luego la olvide, vuelvo a leer otra versión el verano siguiente.