Sábado, 30 de Agosto de 2008

El Zenit manda un serio aviso al Real Madrid y la Juventus

El equipo ruso derrotó al Manchester en la Supercopa de Europa por dos goles a uno

EP ·30/08/2008 - 00:03h

El Zenit San Petersburgo ruso se coronó ayer como nuevo campeón de la Supercopa de Europa después de imponerse por 1-2 al Manchester United, ganador de la Liga de Campeones 2007-2008, mandando de este modo un serio aviso al Real Madrid y a la Juventus.

El campeón de la última Copa de la UEFA no era del agrado de nadie en el sorteo de ayer jueves y hoy dejó claro que no quiere ir de comparsa en el grupo de la primera fase de la 'Champions' donde peleará con madridistas y 'bianconeri' por estar en los octavos.

Esta apuesta quedó reforzada con su victoria de hoy sobre el césped del Luis II, después de 60 minutos de superioridad sobre el conjunto de Sir Alex Ferguson, mermado en su potencial por la ausencia de Cristiano Ronaldo, aunque Dick Advocaat se permitió el lujo de igualar algo las cosas al sentar 45 minutos en el banquillo a Andrei Arshavin.

Sin embargo, el Zenit puede presumir de tener un estilo de juego ofensivo, que no se resiente de la ausencia de su genio, aunque éste le dote de la imaginación final. Sin el mediapunta, el campeón ruso fue mejor muchos minutos y no perdió su identidad, la mostrada la campaña pasada y por Rusia en la Eurocopa de Austria y Suiza, y ofreció argumentos de peso como Pogrebnyak o el joven talento portugués Danny.

 

Por su parte, el Manchester United sí notó la falta de Cristiano Ronaldo. Su compatriota Nani nunca fue capaz de acercarse a sus prestaciones y a los 'reds devils' no les bastó Carlos Tévez y su arreón tras verse abajo 0-2.

Pogrebnyak y Danny adelantan al Zenit

El fútbol veloz por banda del Zenit desbordó por momentos al campeón de Europa en la primera parte, aunque Van der Sar no vivió grandes momentos de peligro, pese a la continua amenaza del goleador Pogrebnyak. El equipo de Ferguson tampoco asustó, pero Rooney, gris todo el partido, rozó el gol tras una buena maniobra del 'Apache'.

Cuando el partido languidecía en su primera mitad, una jugada a balón parado dio la delantera a los de Dick Advocaat. Pogrebnyak emergió entre la defensa y Van der Sar para anotar casi sobre la línea y poner el 0-1 con el que se llegó al descanso.

En la reanudación, Advocaat apostó por dar entrada a su estrella, pero el que se llevó los aplausos por el más nuevo, el portugués Danny, fichado a golpe de talonario este año, y que firmó un bonito tanto para que el campeón de la UEFA enfilase el camino hacia su segundo título continental.

Quedaba más de media hora y el Zenit, con Arshavin en el campo, prefirió dar un paso atrás. Esto permitió despertar al Manchester United, que se lanzó sobre la portería de Malafeev y empezó a crear más peligro. Vidic remachó un balón bien servido por Tévez, pero el cuarto de hora restante no fue suficiente para forzar la prórroga.