Miércoles, 7 de Noviembre de 2007

Hugo Chávez denuncia un plan golpista para derrocarle

Hugo Chávez advirtió de la existencia de una "conspiración golpista" para deslegitimar el proceso y derrocarle.La oposición critica que "lo que está en discusión no va contra el presidente ni contra el Gobierno sino a favor de la Constitución frente al pensamiento único".

GORKA CASTILLO / AGENCIAS ·07/11/2007 - 21:31h

Hugo Chávez no es un hombre de medias tintas. Tras acusar de "traidor" a su ex ministro de Defensa, Raúl Baduel, por calificar la reforma constitucional de "usurpación de la democracia", el presidente venezolano advirtió de la existencia de una "conspiración golpista" para deslegitimar el proceso y derrocarle.

Según trascendió ayer, Chávez recibió hace escasas fechas una carta personal del ex general Baduel en la que éste dice textualmente: "Te alerto que de seguir por el camino que vas, la reforma será lastimosamente tu fin". Sin embargo, fuentes venezolanas aseguran que la posición de las Fuerzas Armadas es "de absoluto sometimiento al poder político". El coronel retirado de la Guardia Nacional Héctor Herrera, señaló ayer que las declaraciones de Baduel ya no tienen relevancia en el Ejército, "porque él es ahora un civil".

Otros dos ex ministros de Defensa de Venezuela, Jorge Luis García Carneiro y Orlando Manigglia, también censuraron al ex militar por utilizar "falsos argumentos contra los objetivos de la reforma". Estos militares pidieron respeto "hacia este nuevo actor político que ejerce su derecho legítimo a la crítica".

De opinión muy diferente es la oposición política que ayer denunció los temores de la familia Baduel a una represalia tras la decisión del Gobierno de "retirarnos las escoltas". Para Ismael García, diputado del grupo antichavista Podemos, "lo que está en discusión no va contra el presidente ni contra el Gobierno sino a favor de la Constitución frente al pensamiento único".

Algunos analistas aseguran que este clima de crispación "beneficia las posiciones oficiales" en el referéndum constitucional del 2 de diciembre. Prueba de ello, es que la última encuesta realizada por una empresa ajena al Gobierno otorga cuatro puntos de ventaja a los partidarios de la reforma. La guerra dialéctica entre las dos Venezuelas sigue al rojo vivo.

Noticias Relacionadas