Viernes, 29 de Agosto de 2008

"No sería arriesgado pensar que aparezcan entre 10 y 25 casos"

El presidente del Colegio de Veterinarios, Juan José Badiola, observa un ascenso en los casos de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob en España

EFE ·29/08/2008 - 14:39h

El presidente del Colegio de Veterinarios de España, Juan José Badiola, ha dicho hoy que es probable que España esté en la fase ascendente de la curva en lo que se refiere a la afección en humanos de la variante de la enfermedad de las vacas locas.

Badiola ha intervenido hoy, en León, en un café de redacción organizado por la Agencia Efe en el restaurante del Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (MUSAC), donde se ha referido a las muertes por la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, originada por las vacas locas, en España, donde calcula que "no sería arriesgado pensar que aparezcan entre 10 y 25 casos".

La "pesadilla no sabemos cuando se acabará", ha dicho Badiola, que se ha referido a las afecciones en humanos registradas en Europa, concretamente, en Reino Unido, donde "se ve que la curva está declinando" y en Francia, donde "ésta está en la fase alta".

Ha recordado que en Francia aparecieron los primeros casos en humanos "seis o siete años más tarde" que en Reino Unido.

Además, ha apuntado que en Francia y Portugal se han detectado un millar de reses enfermas, y en España 740.

Ha añadido que en Portugal, donde hay 10 millones de habitantes, han aparecido tres personas afectadas por la variante de esta enfermedad que afecta en humanos, mientras que en Francia, con 55 millones de habitantes, 25 casos.

En España, hay 45 millones de habitantes, y han aparecido tres casos, por lo que "no sería arriesgado pensar que se den entre 10 y 25 casos" en el futuro.

Puede haber enfermos que no hayan sido detectados, ya que "no es una patología fácil de diagnosticar"

Aunque han aparecido tres casos en España, y uno está pendiente de confirmar, ha apuntado la posibilidad de que se hayan registrado más enfermos y que estos no se hayan detectado, ya que "no es una patología fácil de diagnosticar", la autopsia no es obligatoria y, sin ella, se puede confundir con otras enfermedades neurológicas.

Ha recordado además que se desconoce hasta cuándo pueden aparecer más casos, ya que no se sabe "cuántas personas" han tenido acceso a los animales afectados y tampoco si todas ellas tendrán un periodo de incubación de ocho años.

Lo que se conoce con certeza es que los casos detectados en España han aparecido en 2007 y 2008 y que a partir de 2001 es "muy improbable" que hayan aparecido más contaminaciones.

Se ha referido al caso de la mujer de 64 años que falleció la semana pasada en León, meses después de que muriera su hijo por la variante humana de las vacas locas y sobre la que se investiga si pudo fallecer de la misma patología.

Al respecto ha dicho que, "de confirmarse, sería algo insólito en el mundo", en lo que concierne a dos miembros de la misma familia afectados. Ha pedido "prudencia" con respecto a este caso, ya que "no está confirmado y hay muchas patologías neurológicas".