Archivo de Público
Miércoles, 7 de Noviembre de 2007

Un profesor es despedido por no "sentir la llamada de Cristo"

El juicio ha quedado visto para sentencia | La Fiscalía ha pedido que el despido sea declarado nulo porque se ha vulnerado el artículo 14 de la Constitución

OLIVIA CARBALLAR ·07/11/2007 - 21:17h

"Ha sido despedido por el arzobispo". El despedido es un profesor que daba clases de Educación Física en una facultad tutelada por la Archidiócesis de Granada. Y el arzobispo es Francisco Javier Martínez, acusado de "querer imponer su doctrina" desde que llegó a la ciudad en 2004. ¿El motivo del despido? "No sentir la llamada de Cristo".

Josué González, de 27 años, sabía que su contrato terminaba en septiembre. Pero no imaginó que la Escuela Universitaria de Magisterio la Inmaculada, donde llevaba trabajando dos años, decidiera no renovárselo. "Sobre todo porque había sido propuesto incluso como jefe del departamento", explicó a Público el afectado, que denunció a la Archidiócesis por "trato discriminatorio" por motivos religiosos. El juicio, celebrado ayer pese al intento de la iglesia por evitarlo con una indemnización, quedó visto para sentencia.

La Fiscalía ha pedido que el despido sea declarado nulo porque se ha vulnerado el artículo 14 de la Constitución ["Los españoles son iguales ante la Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social"]. La abogada del centro, sin embargo, mantuvo que el contrato no se renovó por "razones objetivamente evaluables" y que tuvieron en cuenta el perfil "profesional" y "personal", informa Efe. Algo que no concuerda con lo que la administradora de la escuela, Guadalupe Martínez, explicó a Josué: "Me dijo que no tenía quejas profesionales ni como persona, pero que mi compromiso cristiano no era el adecuado". El centro, que recopila varios conflictos laborales desde la llegada del actual arzobispo, también expulsó a la congregación Ave María, muy reconocida en Granada.

Un arzobispo "prepotente"

Para Comisiones Obreras, la causa del despido es "la prepotencia" del arzobispo, que sustituyó en la ciudad al actual vicepresidente de la Conferencia Episcopal, Antonio Cañizares. "Quiere cambiar la filosofía de éste y de otros centros como la Facultad de Teología [regentada por los jesuitas]", denuncia Juan Martínez, responsable en Granada de Enseñanza Privada del sindicato. "A los seminaristas hasta les ha creado una escuela propia", añade.

El nuncio del Vaticano en España tiene sobre la mesa un documento de 132 sacerdotes críticos con su gestión. Y la semana que viene se sentará en el banquillo por los presuntos delitos de coacciones, lesiones y acoso contra un cura, o lo que es lo mismo, mobbing.

Mientras llega ese otro juicio, Josué espera la sentencia del suyo con una "gran confianza" en la justicia.