Miércoles, 7 de Noviembre de 2007

Erdogan afirma que el PKK "es un enemigo que hay que eliminar"

EFE ·07/11/2007 - 12:48h

EFE - Un soldado kurdo hace guardia en el puesto fronterizo "Ibrahim Khalil" entre Turquía e Irak.

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, afirmó hoy en Roma tras reunirse con su homólogo italiano, Romano Prodi, que el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) "es un enemigo que hay que eliminar".

Erdogan explicó que tras la reunión del pasado lunes con el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, se ha llegado a la conclusión que el PKK es "una organización terrorista", que "son enemigos de Turquía, Irak y Estados Unidos" y como tales "van eliminados".

Y añadió, que "para la eliminación de este enemigo se necesita actuar unidos, partiendo de la colaboración entre los servicios de inteligencia de cada país".

Sobre la posibilidad de una inminente operación militar en la frontera con Irak contra el PKK, Erdogan no lo desmintió y añadió que no podía dar más detalles "porque esto favorecería al enemigo".

Erdogan afirmó que "los ataques de los terroristas han causado 200 víctimas, no sólo soldados sino también civiles" y que el país ha perdido ya la paciencia.

Asimismo lamentó, que aunque la Unión Europea ha incluido al "Partido de los Trabajadores" como organización terrorista, "algunos países no se han movilizado contra el PKK" e incluso "han detenido a sus líderes para después liberarles, de manera oscura, y repatriarles a Irak".

Erdogan también acusó a la prensa internacional que define a miembros del PKK como "militantes, guerrilleros o rebeldes" cuando tendría que definirles "terroristas, como los secuaces de Al Qaeda".

El gobernante turco instó a los países "a mostrar su solidaridad en la lucha contra el terrorismo" sobre todo en materia de cooperación entre los servicios de inteligencia.

Pos su parte, Prodi aseguró a Erdogan su apoyo en el intercambio de información sobre terrorismo y ante la posibilidad de la intervención militar, recordó y elogió la "hasta ahora moderación" con la que Turquiía se ha reaccionado".

"Creo que la lucha contra el terrorismo es también no ceder las provocaciones excesivas y demostrar la fuerza de la democracia", afirmó el presidente del Gobierno italiano.

Respecto a las negociaciones para la adhesión a la Unión Europea, Erdogan admitió que se han producido algunos "retrasos" en el proceso de reformas, que justificó ante "el largo año electoral".

Y reiteró su determinación para "realizar los pasos necesarios para continuar con las reformas".

Sobre este tema, Prodi aseguró que Italia ha siempre apoyado unas negociaciones "precisas, analíticas y serias" que lleven a la adhesión normal de la Turquía, y "rechazado cualquier otro tipo de integración".

Erdogan comenzó hoy su visita oficial de dos días a Italia y esta mañana se entrevisto con el presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano.