Jueves, 28 de Agosto de 2008

El Estado amplia déficit en julio a cerca del 0,9% del PIB

Reuters ·28/08/2008 - 14:20h

El Estado registró sólo en el mes de julio más de la mitad del déficit acumulado en los primeros seis meses del año hasta alcanzar un necesidad de financiación de 9.965 millones, equivalente al 0,89 por ciento del PIB por el impacto de la desaceleración económica.

El Ministerio de Economía y Hacienda atribuyó el salto del déficit no financiero a la acusada ralentización económica, sobre todo, centrada en el sector inmobiliario.

Considerando sólo el mes de julio, el déficit se elevó a 5.282 millones de euros, en contraste con un superávit de 1.940 millones de euros en julio de 2007.

"Junto con los datos de ayer (PIB) se pone de manifiesto que los ingresos están cayendo notablemente (por la desaceleración económica), pero el Gobierno no parece que hasta ahora haya pisado el acelerador del gasto", dijo Carlos Maravall, economista de Analistas Financieros Internacionales.

Según Maravall, el margen para acelerar los gastos no sería muy amplio a la vista del techo del gasto público que se fija anualmente en las Cortes españolas bajo mandato de la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

El Gobierno está empeñando en mantener viva la estabilidad presupuestaria, pero ha dicho en varias ocasiones que no le preocupa un cierto déficit en una coyuntura de desaceleración.

Los pagos no financieros hasta julio totalizaron 87.317 millones de euros, con un aumento interanual del 5,9 por ciento.

"Un aumento de los gastos no financieros del 6,0 por ciento no me parece escandaloso", dijo José Luis Martínez, estratega de Citigroup en Madrid.

"Creo que las cuentas son coherentes con la situación económica de desaceleración que tenemos y lo más probable es que el gasto aumente más en lo que resta de año", añadió Martínez.

Por su parte, la recaudación neta ascendió a 113.563 millones de euros, un 4,2 por ciento menos que en 2007.

CAE RECAUDACION

La recaudación por IVA ascendió a 35.106 millones de euros, con una caída interanual del 7,7 por ciento.

Según Economía, este descenso se debe principalmente a la contracción de la actividad en las PYMES y al nuevo régimen para los grupos de entidades.

El IRPF retrocede un 0,5 por ciento por el descenso de los ingresos.

En cuanto al Impuesto de Sociedades, su recaudación desciende un 17,8 por ciento por la desaceleración de los resultados empresariales.

Los impuestos especiales se elevaron hasta los 11.188 millones de euros. Economía subraya la recaudación del Impuesto sobre las Labores del Tabaco que aumenta un 5,3 por ciento, mientras que la recaudación del Impuesto sobre Hidrocarburos tiene un descenso del 3,9 por ciento por el menor consumo debido al encarecimiento del crudo.