Miércoles, 7 de Noviembre de 2007

Zapatero sostiene que la subida del IPC "no tiene nada que ver" con la política del Gobeirno

El presidente del Gobierno admite en el Senado que el último dato de inflación es "malo", pero asegura que es optimista y feliz y recomienda al PP que tenga "una visión positiva"

FERNANDO GAREA ·07/11/2007 - 20:27h

El PP ha encontrado en el IPC un poderoso arma de oposición, procedente de la vida cotidiana, y al Gobierno le ha surgido una complicación política, de las que perciben directamente los ciudadanos.

El principal partido de la oposición aprovechó la coyuntura, dejó de lado asuntos como el terrorismo y el 11-M, e interpeló ayer al presidente del Gobierno en el Senado sobre la alarmante subida de precios de productos de primera necesidad.José Luis Rodríguez Zapatero admitió que el último dato es "malo", pero dijo estar "feliz", aseguró que es "optimista" y hasta recomendó al PP que vea la vida de otra forma.

"Le invito a que eleve su tono vital, optimista, su visión de cómo va a ir este país, de lo que vamos a conseguir todos juntos, aunque ustedes quieran estar lejos, y le puedo asegurar que así verá las cosas mejor. Le invito a que deje esa visión pesimista, pasada, antigua y que se sume a una visión optimista, de confianza y positiva de España, que así son los españoles", le dijo el presidente al portavoz del PP, Pío García Escudero.

Sobre el aumento de la inflación, hasta el 3,6% en octubre, Zapatero explicó que se debe al encarecimiento del petróleo y de las materias primas, como los cereales.Añadió que el Gobierno es ajeno a esas causas, "no tiene nada que ver" con que se haya llegado a ese nivel de inflación. Según dijo, "los españoles saben muy bien que no tiene nada que ver con la gestión de un Gobierno en materia económica".

No obstante, dijo a continuación que ha puesto en marcha medidas como la inspección del servicio de la competencia para evitar concertaciones en la subida de precios, un incremento del uso de energías alternativas, un aumento de la oferta de cereales y una disminución de los aranceles. Es decir, no ha podido hacer nada para evitarlo, pero lo hará ahora cuando se ha producido.

El presidente insistió en hacer un balance positivo de la legislatura, basándose en los datos macroeconómicos como el crecimiento, la creación de empleo y el descenso del paro, el superávit de las cuentas públicas, la reducción de la deuda o el aumento de la aportación al Fondo de Reserva de la Seguridad Social.Pidió "patriotismo" y "honestidad" al PP y presumió de haber gestionado bien y haber ahorrado.

Frente a él, el senador del PP habló de "improvisación y oportunismo político" en la política económica del Gobierno y aseguró que los españoles han perdido 500 euros anuales de salario medio real desde que gobierna el PSOE, y están "más endeudados que nunca".

García Escudero acusó a Zapatero de dilapidar la herencia que le dejó el PP en 2004 y de vivir en el "mundo feliz" de los datos macroeconómicosSegún dijo, el Gobierno mantiene "con la que está cayendo" unos presupuestos "que no se los cree ni siquiera el señor Solbes". La subida del IPC la definió como "un tsunami en la cesta de la compra ", unido a la subida de hipotecas y de la presión fiscal.