Jueves, 28 de Agosto de 2008

Las malas políticas y las economías injustas son armas de destrucción masiva

La OMS afirma que "no existen razones biológicas" para que la esperanza de vida varíe hasta más de 40 años de país en país 

EFE ·28/08/2008 - 11:29h

La combinación nefasta de pobres políticas sociales y situaciones económicas injustas está matando a la gente a gran escala, según un Informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta es la principal conclusión del Informe sobre Determinantes Sociales de la Salud, según dijo el presidente de la Comisión de la OMS, Michael Marmot, al presentar el texto y hacer entrega del mismo a la directora general del organismo, Margaret Chan, después de tres años de trabajo.

No hay razones biológicas 

Marmot subrayó que "no existen razones biológicas" para que la esperanza de vida varíe hasta más de 40 años de país en país, o en varias decenas de años en una misma ciudad dependiendo del barrio en el que viva una persona.

Las mujeres viven 86 años en Japón y 43 en Zambia 

Como ejemplos de estas diferencias, la esperanza de vida al nacer de las mujeres en Japón, 86 años, duplica a la que tienen las mujeres al nacer en Zambia, que es de sólo 43 años.

Si la tasa de mortalidad infantil es de 2 por 1.000 nacidos vivos en Islandia, ésta aumenta hasta más de 120 por 1.000 nacidos vivos en Mozambique.

Diferencias dentro de un país 

Las diferencias también se aprecian claramente dentro de un mismo país, y así, en Bolivia la tasa de mortalidad infantil de los bebés de madres que no han cursado estudios supera los 100 por 1.000, mientras que la de los bebés de madres que tienen al menos educación secundaria es inferior a 40 por 1.000.

En Glasgow (Escocia), la esperanza de vida de los varones en el barrio de Calton es de 54 años, 28 años menos que los de Lenzie, a pocos kilómetros de distancia.

"Las condiciones sociales en las que la gente nace, vive y trabaja son el determinante más importante para tener una buena o mala salud, o una larga vida productiva o una corta y mísera", afirmó, por su parte, Margaret Chan al recibir el informe.

"La atención sanitaria es un importante determinante de la salud, y el estilo de vida. Pero son los factores del medioambiente social los que determinan el acceso a los servicios de salud e influyen en la elección del estilo de vida", subrayó.

"La desigualdad sanitaria es realmente un asunto de vida y muerte", señaló Chan en la conferencia de prensa.