Miércoles, 27 de Agosto de 2008

Los promotores dicen que la VPO ayudará a salir de la crisis

Sólo en el caso de que bancos y cajas faciliten financiación para la construcción y compra de este tipo de pisos

EUROPA PRESS ·27/08/2008 - 13:40h

Los promotores inmobiliarios consideran que la apuesta por la vivienda de protección oficial (VPO) puede contribuir a solucionar la crisis que afronta el sector, pero sólo si bancos y cajas facilitan financiación para la construcción y compra de este tipo de pisos, indicaron en fuentes de la Asociación de Promotores y Constructores de España (APCE).

La patronal constató que las inmobiliarias están modificando sus estrategias de negocio para orientarlas hacia este tipo de viviendas, en sintonía con la política del Gobierno en la materia y "en línea con los que marca el mercado".

"Pensamos que la VPO es lo único que puede admitir actualmente el mercado", señalaron dichas fuentes, dados los recientes datos de desplome en la venta de viviendas libres.

No obstante, según la APCE, esta estrategia del sector supone una salida a la crisis "en segunda instancia". "Que la VPO vaya a ser o no solución a la crisis depende de que las entidades concedan financiación para este tipo de viviendas a sus promotores, pero también a sus compradores", advierten desde la patronal.

Medio millón de viviendas en 'stock' 

Asimismo, la asociación estima también que la crisis del sector no se superará en tanto no se dé salida al 'stock' de alrededor de medio millón de viviendas sin vender que acumulan las empresas.

En este punto, la APCE recordó su propuesta de crear un nuevo tipo de vivienda de un precio intermedio entre la libre y la protegida para poner en el mercado todas las viviendas que actualmente no encuentran comprador.

En el primer trimestre del año comenzaron a construirse un total de 10.507 viviendas protegidas, lo que supuso un descenso del 30,7% en relación al mismo periodo de 2007, según los últimos datos del Consejo Superior de Arquitectos. El pasado año empezaron a levantarse 43.241 VPO, un 42,4% menos, según los arquitectos.