Martes, 26 de Agosto de 2008

El aumento de peso de los coches aleja los objetivos para reducir sus emisiones en la UE

En 2007, los coches incrementaron su peso, de nuevo, en 10 kilos

JORGE VALERO ·26/08/2008 - 20:20h

Es cuestión de kilos. Los objetivos que se ha marcado la UE para reducir las emisiones que contribuyen al cambio climático se han topado, esta vez, con la báscula. Según un estudio difundido este martes por la Federación Europea para el Transporte y el Medio Ambiente, los fabricantes de automóviles están lejos de la senda propuesta por la Comisión para disminuir el CO2 de los tubos de escape "por la falta de progreso en la reducción del peso".

En 2007, los coches incrementaron su peso, de nuevo, en 10 kilos. "Coches más pesados necesitan más combustible", advierte el informe, que analiza los datos de 18 países de la Unión del pasado año.

Aunque el texto felicita a algunos fabricantes, como BMW, que logró reducir en un 7,3% las emisiones hasta los 170 gramos de CO2/km, la buena respuesta del fabricante alemán está muy lejos de la propuesta de la Comisión, que pretende dejar las emisiones en una media de 130 gramos de CO2/km para 2012.

Este objetivo ya ha sido retrasado en tres ocasiones debido, en parte y según los ecologistas, a la presión de los grandes del sector. Según denuncia la organización, las firmas estarían ahora presionando de nuevo para retrasar la aplicación en parte de la flota de coches. El director de la Federación, Jos Dings, asegura que la lenta respuesta de la mayoría de los fabricantes de automóviles "muestra que la UE necesita mantener la presión con objetivos a largo plazo" más allá de 2012.

Paso por el Parlamento

De hecho, los ecologistas proponen una reducción de emisiones en 2020 (80g CO2/km) y en 2025 (60g CO2/km). Además, en línea con la propuesta original, realizada en 1994 por Angela Merkel, entonces ministra de Medio Ambiente de Alemania, quieren que el objetivo para 2012 se establezca en los 120 gramos de CO2/km.

La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles, por su parte, recuerda que apoya la reducción de emisiones en los coches siempre que se combine con otros factores relevantes, como el uso de combustibles alternativos, la gestión inteligente del tráfico o los cambios en los hábitos de conducción. Ningún portavoz pudo responder este martes a las preguntas de Público.