Martes, 26 de Agosto de 2008

España aumenta sus relaciones económicas centradas en países con bajo riesgo

EFE ·26/08/2008 - 15:14h

EFE - La directora de la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Madrid, Mercedes Blásquez García-Ibarrola, habla con empresarios brasileños después de la presentación del Seminario de las Oportunidades Comerciales y de Inversiones ofrecidas por España.

España ha aumentado "de modo notable" su interdependencia económica con el resto del mundo, si bien ésta se produce con países que presentan riesgos reducidos al intercambio comercial y financiero, según el "Mapa sobre la exposición internacional" elaborado por dos expertos del Banco de España.

El estudio, realizado por Miguel García-Posada y Josep M.ª Vilarrubia, analiza el grado de interdependencia y el riesgo que se da en las relaciones económicas entre España y otros países, mediante el análisis de exportaciones e importaciones de bienes y servicios, importaciones energéticas, así como los stocks de activos y pasivos de cartera y la inversión extranjera directa (IED).

En este sentido, entre los socios más seguros destacan los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), a excepción de la zona del Pacífico, mientras que los mayores riesgos se producen al comerciar con algunos países latinoamericanos, tales como México, Brasil y Argentina y con países exportadores de productos energéticos como Rusia, Argelia y Venezuela.

Según sus autores, estos riesgos son consecuencia de la "importante dependencia" que España tiene respecto a estos países, así como a la exposición que muestra hacia riesgos "intermedios y elevados" del ámbito fiscal.

Sin embargo, España presenta un perfil menos arriesgado que la media cuando se analiza su interdependencia comercial (no energética) dados los estrechos vínculos comerciales que mantiene con la Unión Europea (UE).

Así, las importaciones energéticas españolas provienen, en mayor medida, de países con un riesgo mayor, un hecho provocado por el "fuerte" peso de Argelia y Libia.

Este riesgo es aún superior si se estudia la interdependencia financiera de España, algo que los expertos atribuyen a los activos poco seguros, especialmente a los que se dan en la inversión extranjera directa.