Martes, 26 de Agosto de 2008

Un vuelo de Ryanair sufre un aterrizaje forzoso

Un total de 26 pasajeros tuvieron que ser hospitalizados en Limoges

MÓNICA MARTÍNEZ LEÓN ·26/08/2008 - 10:47h

 

Todos los pasajeros del Boeing de Ryanair, que aterrizó de emergencia a causa de una despresurización en la madrugada del martes en el aeropuerto de Limoges y que cubría el trayecto Bristol-Gerona, se encuentran sanos y salvos en sus destinos. En el vuelo iban 36 españoles.

Del total de los 176 pasajeros, 26 sufrieron heridas en los tímpanos y de éstos, 16 tuvieron que ser hospitalizados en la ciudad francesa.

En la misma madrugada, 125 volvieron en un nuevo vuelo dispuesto por la compañía y llegaron al aeropuerto de Girona a las 4:18 horas. El resto del pasaje decidió volver en autobús, unos después de recibir atención médica y otros por miedo a repetir la desagradable experiencia. Entre los usuarios del autocar había cuatro de los 13 menores gerundenses que volvían de un curso de inglés en Bristol.

"El avión descendió rápidamente a una altitud en la que la seguridad de los pasajeros estaba garantizada"

El gestor del aeropuerto de Limoges, Jean-Pierre Limusin, explicó el martes en una entrevista a France-Info, las circunstancias de la avería: "Estando a la altura de Bergerac, a 36.000 pies de altitud, el avión sufrió una despresurización repentina y las máscaras de oxígeno se descolgaron. El avión descendió rápidamente a una altitud en la que la seguridad de los pasajeros estaba garantizada". Además, el presidente, quiso dejar claro que el incidente "es un fenómeno raro" en la aviación y sin explicación técnica posible.

Sin embargo, algunos pasajeros se quejaron de que algunas de las máscaras no funcionaron durante el percance. El explorador del Ártico, Pen Hadow, manifestó su malestar porque no se les anunció el problema y porque tanto su máscara como las de su familia no funcionaron. María Fabregat era de la misma opinión: "Me he asustado muchísimo al ver el miedo de la gente a mi alrededor, supongo que lo de Barajas está muy presente y es inevitable". Sin embargo, los ingenieros de la compañía aseguraron que las máscaras se desplegaron correctamente.

A través de un comunicado, Ryanair informó de que el avión tiene cinco años y pasó su última revisión el pasado 24 de julio. Además,
Ryanair informó de que el piloto lleva casi seis años trabajando con ellos y tiene más de 13.400 horas de vuelo.

Además, la compañía explicó que había contactadocon todo el pasaje para disculparse por lo ocurrido y por los daños ocasionados.

Noticias Relacionadas