Sábado, 23 de Agosto de 2008

Sudáfrica, el campo de batalla de la nueva guerra del platino

El país produce el 80% de este mineral, básico para reducir las emisiones de los coches. La opa de Xstrata por Lonmin refleja su importancia estratégica.

JOSÉ MANUEL R. GUZMÁN ·23/08/2008 - 18:55h

Dos días antes del inicio de los Juegos Olímpicos, en el sector de la minería mundial se iniciaba otra dura pugna. La compañía suiza Xstrata anunció una opa hostil de 6.300 millones de euros sobre la británica Lonmin, tercer productor de platino de Sudáfrica y, en consecuencia, del mundo.

La oferta de la suiza llevaba una prima del 42% sobre su cotización ese día; pero era el mismo precio de la empresa en mayo, antes de que bajara sustancialmente. Por eso, Lonmin acusó a Xstrata de “oportunista”.

Ahora, la prensa británica apunta que Xstrata podría duplicar su oferta (con apoyo del Santander, entre otros). Y la existencia de otros posibles compradores ha complicado el escenario.

La primera potencia económica de África produce el 80% del platino del planeta. El precio de este metal ha pasado de 1.264 dólares por onza en junio de 2007 a los 1.400 actuales, tras tocar un récord de 2.290 dólares en marzo.

El platino es imprescindible para los catalizadores de los automóviles, en particular para los motores diésel. Precisamente, su cotización ha bajado en los últimos meses por una ralentización en la producción mundial de vehículos.

Lonmin es la presa ideal para Xstrata, que controla la española Asturiana de Zinc y está deseosa de diversificar su negocio. Lonmin presume de ser la empresa que produce “platino a menor precio”, y de disponer de minas con una vida útil de más de 100 años y de más de 150.000 millones de onzas de metales del grupo del platino. Por eso insiste en que “las compañías mineras deben valorarse por su potencial a largo plazo”.

Las reservas de Sudáfrica son únicas en el planeta. Están concentradas en una cuenca con una superficie dos veces la de Catalunya, situada al norte de Johannesburgo. Es el llamado Bushveld Complex, donde operan una decena de compañías. En este gran yacimiento, Lonmin, junto a Angloplat e Impala, extraen el 75% de la producción del país.

Irreemplazable

“Se trata de una formación geológica única en el mundo, de la que se extraen platino, paladio, zinc u oro. Pero la clave está en el platino, que es irreemplazable para los coches diésel”, explica a Público Bekir Genc, profesor de la Escuela de Ingeniería Minera de la Universidad Wits de Johannesburgo. Genc alaba el movimiento de Xstrata, aunque duda de que se materialice, ya que “es imposible calcular la capitalización bursátil de una empresa que produce platino, cuyo precio sólo puede ir hacia arriba”.

En el futuro se pagará más por el platino porque se utilizará en la producción de pilas de combustible, la tecnología que generará electricidad a partir del hidrógeno con cero emisiones de gases contaminantes.

Los enormes recursos mineros de Sudáfrica, donde el precio internacional del oro se anuncia diariamente en la radio, han atraído también a empresas españolas. En 2006, la división minera de Unión Fenosa, Lignitos de Meirama, inició una inversión de 135 millones en una mina de carbón, que tiene reservas del combustible para al menos 20 años.

Maxam, la antigua Unión Española de Explosivos, tiene en Johannesburgo su base de operaciones para África. Aquí produce explosivos y suministra a numerosas minas del país y del continente. Acerinox posee una planta de fabricación de productos planos de acero inoxidable, con fácil acceso a materias primas. Es una de las más rentables del grupo.

Otras firmas españolas se han interesado por el sector industrial y minero de Sudáfrica: las asturianas Hunosa o Duro Felguera, con años de experiencia en la extracción de carbón en España, han tanteado el mercado.

Sudáfrica también tiene un 7% de las reservas mundiales de uranio y las primeras de África. El Gobierno baraja limitar la exportación para asegurar el suministro.