Miércoles, 7 de Noviembre de 2007

Desarticulan una red de tráfico de drogas tras explotar su laboratorio en Barcelona

EFE ·07/11/2007 - 12:33h

EFE - Imagen de archivo de una operación contra el tráfico de drogas en Barcelona.

Los Mossos d'Esquadra y la Policía Nacional han detenido a nueve personas en una operación conjunta que ha permitido desarticular una red internacional de narcotraficantes que distribuía cocaína en España e Italia y que descubrieron a raíz de la explosión de un piso-laboratorio que tenía en Barcelona.

Según han informado hoy los Mossos d'Esquadra, en la operación se han podido desmantelar tres laboratorios situados en pisos de las calles Entença y Breda de Barcelona y otro en Viladecans (Barcelona), en cada uno de los cuales trataban anualmente unos 700 kilos de cocaína que dejaban listos para vender en España e Italia.

A los nueve detenidos, en su mayoría albano-kosovares, también se les han intervenido 25 kilos de cocaína de gran pureza, 30.000 euros falsificados, 40.000 euros de curso legal, dos armas de fuego, abundante documentación falsa y tres vehículos de alta gama.

La operación policial conjunta se inició el mes de junio pasado, a raíz de una explosión en un piso de la calle Entença de Barcelona donde la organización había instalado un laboratorio de drogas.

Tras la explosión, los integrantes del grupo pudieron huir antes de la llegada de los Bomberos y de los Mossos d'Esquadra, que sin embargo encontraron indicios suficientes de la actividad ilegal del grupo para iniciar las investigaciones.

Al parecer, según la policía catalana, los narcotraficantes hacían servir varias identidades falsas y disponían de numerosa documentación falsificada con la que alquilaban pisos y coches o abrían cuentas bancarias sin dejar rastro.

Mientras los Mossos trataban de identificar a los miembros de la organización, los investigadores de la Policía Nacional siguieron otra pista que permitió desmantelar otro laboratorio para adulterar droga en un piso de la calle Breda de Barcelona, de donde al parecer procedían 2,6 kilos de cocaína intervenidos en Florencia con la ayuda de las autoridades italianas.

La operación policial conjunta, dirigida por el juzgado de instrucción número 1 de Barcelona, culminó el pasado fin de semana, con la detención simultánea de los nueve presuntos integrantes de la red y el registro de dos pisos en Barcelona, dos en Castelldefels (Barcelona) y otro en Viladecans (Barcelona).

Los detenidos, que son siete hombres y dos mujeres que llevaban documentación falsa en el momento del arresto, pasaron ayer a disposición del juzgado de detenidos número 3 de Barcelona, que ha decretado prisión para cinco de ellos y libertad con cargo para otros cuatro.

Según los Mossos, el grupo se dedicaba al tratamiento final de la cocaína para su distribución en el mercado español e italiano, por lo que adulteraba la cocaína base para transformarla en su presentación final, la cortaban para obtener mayores beneficios y la prensaban en paquetes de un kilo para facilitar su distribución.

Al parecer, la red desarticulada camuflaba los laboratorios clandestinos en pisos alquilados en edificios con muchos vecinos, para tratar que su actividad pasara desapercibida.

No obstante, el hecho de que en los laboratorios donde se trata la cocaína base para transformarla en su presentación final se utilicen sustancias muy volátiles multiplica el riesgo de que se produzca una deflagración como la de la calle Entença, aunque acostumbran a ser de baja intensidad, según los Mossos.