Archivo de Público
Miércoles, 7 de Noviembre de 2007

Bhutto exige a Musharraf que levante el estado de excepción y amenaza con una gran protesta

EFE ·07/11/2007 - 07:45h

EFE - Un grupo de policías antidisturbios vigilan la entrada a la Corte de Lahore, hoy en Pakistán.

La ex primera ministra paquistaní Benazir Bhutto exigió hoy al presidente, general Pervez Musharraf, que levante el estado de excepción y renuncie a su cargo de jefe de las Fuerzas Armadas, pues de lo contrario celebrará una gran marcha de protesta que comenzará el próximo día 13.

Bhutto, que en octubre alcanzó un acuerdo con Musharraf por el que se anularon los casos de corrupción que tenía abiertos en su contra, aseguró que no tiene intención de reanudar el diálogo con el general hasta que éste no restablezca la Constitución.

El régimen de Musharraf decretó el sábado el estado de excepción y suspendió la Constitución de 1973 alegando el aumento de la violencia extremista y la injerencia de los jueces en la política del Gobierno.

"Ya basta, Musharraf no puede seguir engañando a la comunidad internacional explotando las cuestiones del terrorismo y el extremismo en Pakistán", denunció la líder del opositor Partido Popular de Pakistán (PPP) en una conferencia de prensa en Islamabad.

La ex mandataria aseguró que ha suspendido las conversaciones con el general porque su objetivo era restaurar la democracia, y no imponer el estado de excepción.

También dijo que Musharraf "ha decepcionado" a la población y a la comunidad internacional y pidió al general que restablezca la normalidad en el país, renuncie a su cargo de jefe del Ejército y devuelva su puesto a todos los magistrados de la judicatura superior a los que ha destituido en virtud del estado de excepción.

De lo contrario, advirtió, su partido encabezará una multitudinaria marcha por todo el país que comenzará el próximo 13 de noviembre en Lahore (este).

Bhutto aseguró que no tiene miedo a ser detenida, como ya ha ocurrido con numerosos miembros de su partido, y detalló que está en proceso de contactar con los líderes de otros partido políticos para lanzar movilizaciones conjuntas.