Archivo de Público
Miércoles, 7 de Noviembre de 2007

El Rey y Zapatero viajan a la Cumbre Iberoamericana en la que España defenderá una política social

EFE ·07/11/2007 - 13:36h

EFE - El Rey y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, vuelan hoy a Santiago de Chile para participar en la XVII Cumbre Iberoamericana.

El Rey y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, vuelan hoy a Santiago de Chile para participar en la XVII Cumbre Iberoamericana, una cita centrada en la cohesión social y en la que España defenderá la necesidad de compaginar el crecimiento económico con las políticas sociales.

En esta ocasión la Reina no acompañará a Don Juan Carlos en esta cita iberoamericana, ya que está afectada por una gripe, según han informado a Efe fuentes de Zarzuela.

Normalmente, Doña Sofía asiste a estas cumbres y lleva a cabo actividades paralelas de tipo social y cultural con las primeras damas de los países iberoamericanos.

La Cumbre, que se celebrará en la capital chilena entre el jueves y el sábado, contará con la asistencia de la práctica totalidad de los jefes de Estado y de Gobierno de los 22 países participantes.

En ese marco, Zapatero y el Rey se reunirán con los presidentes de las repúblicas centroamericanas, pero otro encuentro habitual en estas cumbres, el que mantienen con el presidente de México, no podrá celebrarse debido a que Felipe Calderón ha cancelado su viaje a Chile por las recientes inundaciones en el país.

Entre las propuestas de la delegación española para esta Cumbre, está la posibilidad de crear un futuro "Fondo iberoamericano de cohesión", iniciativa diseñada a partir de la experiencia europea.

Según fuentes del Ejecutivo, Zapatero podría también anunciar la próxima creación de un Fondo iberoamericano para el acceso al agua potable, proyecto que surgió en la XVI Cumbre, celebrada en Montevideo, y que contaría con financiación española.

En un encuentro con los medios de comunicación, la secretaria de Estado para Iberoamérica destacó como uno de los mayores avances de la próxima cita en Chile la firma del Convenio iberoamericano de Seguridad Social.

Este acuerdo, calificado de "histórico" por la delegación española, permitirá a los trabajadores migrantes unificar al final de su vida laboral todas las aportaciones realizadas en los distintos países iberoamericanos a efectos de computar el periodo exigido para obtener una pensión.

El texto deberá ser ratificado por cada uno de los países y, entre otros, favorecerá al colectivo de 615.439 españoles que trabajan en los países de la comunidad iberoamericana (sin contar a Portugal) y al millón de trabajadores iberoamericanos que residen en España.

El lema elegido para la Cumbre de Santiago de Chile es "Cohesión social y políticas sociales para alcanzar sociedades más inclusivas en Iberoamérica", una cuestión crucial para la región que registra la mayor desigualdad del mundo y en la que viven veinte millones de pobres.

Zapatero sostendrá en la reunión que, si bien el crecimiento económico no basta, sin ese crecimiento no habrá recursos para fomentar la cohesión.

Mostrará además su convicción de que las políticas sociales no consumen riqueza, sino que ayudan a crearla, y presentará los avances democráticos como condición para la cohesión.

En la Cumbre, junto a la tradicional declaración final, se aprobará un Plan de acción sobre cohesión social con objetivos definidos, que abordará, entre otros asuntos, la educación, la reforma fiscal y la lucha contra la corrupción.

Entre las propuestas, el secretario general de la AECI, Juan Pablo de Laiglesia, destacó la creación de un Observatorio de Igualdad en materia de género.

Según recordó, la cooperación al desarrollo española está presente en veinte países del continente y ha pasado de los alrededor de 500 millones de euros en 2004 a los 900 millones de este año.

Trinidad Jiménez destacó también la aprobación en Chile del Plan iberoamericano de alfabetización y educación básica de jóvenes y adultos y los programas de canje de deuda por educación, una iniciativa a la que España espera que se sumen más países acreedores.

En el marco de la Cumbre, Zapatero mantendrá reuniones bilaterales con la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, y con los máximos mandatarios de Ecuador, Rafael Correa; Perú, Alan García; y Costa Rica, Oscar Arias.

La delegación española no descarta que pueda entrevistarse también con el representante del Gobierno cubano y con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

Coincidiendo con el encuentro de jefes de Estado y de Gobierno, se celebrará en Chile el III Encuentro empresarial iberoamericano.