Archivo de Público
Miércoles, 7 de Noviembre de 2007

Albelda dice que "el equipo se viene abajo con cada mazazo"

EFE ·07/11/2007 - 12:03h

EFE - El entrenador holandés del Valencia, Ronald Koeman (d), da instrucciones desde la banda durante el partido de Liga de Campeones disputado contra el Rosenborg en el estadio de Mestalla, ayer.

David Albelda, capitán del Valencia, afirmó tras la derrota por 0-2 contra el Rosenborg en Liga de Campeones que su equipo "se viene abajo con cada mazazo" y, aunque reconoció que la clasificación para la siguiente fase de esta competición se ha complicado, aseguró que el equipo apurará sus opciones hasta el final.

"Es evidente que hemos intentado dar lo mejor en los últimos partidos en casa, hacerlo bien con todos los "problemitas" que estamos teniendo, pero es verdad que a la mínima tienes un golpe duro, como encajar goles muy pronto, y en esas situaciones nos está costando salir a flote", indicó el centrocampista.

Para el jugador, la actual "es una situación delicada no sólo por la derrota, sino porque parece que, cuando tomas un poco de aire y levantas el equipo, recibes otro mazazo duro. Es triste que quedando dos partidos tengamos tan pocas opciones de pasar, pero de todos modos lo intentaremos hasta el final".

"No nos queda otra que ir partido a partido y apurar nuestras opciones hasta el final", insistió Albelda, quien dijo que no encontraba explicación a la derrota de su equipo.

"El equipo se entrega, pero no estamos bien y las cosas no nos salen. Sobre todo en casa es donde más nos está costando. En Liga estamos en una buena situación, pero en la Liga de Campeones no estamos bien", concretó.

Por su parte, el delantero David Villa, que ayer reapareció contra el Rosenborg tras una lesión y jugó los noventa minutos, admitió que las opciones de clasificación del equipo para la siguiente ronda son reducidas.

"Las cosas se complican muchísimo en esta competición, pero es el momento de no venirnos abajo y sacar pecho. Tenemos que intentar estar juntos porque esto no se acaba aquí y el sábado tenemos otra (contra el Murcia en Mestalla) muy importante en la Liga para no descolgarlos.

"Ahora mismo sólo nos queda ganar los dos partidos y esperar porque ya no depende de nosotros, pero hasta que no estemos eliminados no se tira toalla", afirmó.

Villa opinó que su equipo estuvo bien hasta el 0-1, pero "se transformó" tras el gol de los noruegos y fue "a remolque" todo el partido.

"El equipo se ha transformado después del 0-1. todos los pases eran malos y no conseguíamos enderezar el rumbo. Con el 0-2 se acabó el partido porque las prisas y las urgencias por querer empatar nos han hecho precipitarnos", explicó.

El punta reconoció que el vestuario está "fastidiado" porque la Liga de Campeones "es una competición muy importante para todos y se ha puesto muy complicada".