Archivo de Público
Miércoles, 7 de Noviembre de 2007

Mueren de sed y frío 47 inmigrantes en el mar

Los 92 supervivientes han sido hospitalizados en Mauritania

DANIEL AYLLÓN ·07/11/2007 - 00:05h

Flotando sobre la línea que separa el mar del cielo, sin apenas alimentos y agua y con el motor de la barca estropeado. Así quedaron hace dos semanas cerca de 150 inmigrantes que partieron desde el puerto de Ziguinchor (en el sur de Senegal) rumbo a las Islas Canarias. Al menos 45 de ellos fallecieron víctimas del frío, la sed y el hambre –aunque Cruz Roja cifra en 56 los desaparecidos–, y fueron arrojados por la borda, según la Guardia Civil.

Hace dos días, una patrullera del Ejército mauritano encontró la embarcación frente a la frontera del Sáhara occidental y Mauritania con 94 personas a bordo. La zona está a escasas jornadas de navegación de su punto de partida, por lo que se sospecha que se perdió poco tiempo después de salir de las costas senegalesas, de donde partieron el 16 de octubre según algunas fuentes.

Las autoridades trasladaron a 87 supervivientes a un centro de detención en Nuadibú (Mauritania), donde fueron atendidos por la Cruz Roja Española y la Media Luna Roja local. Los otros siete fueron ingresados en hospitales y dos de ellos, de Malí y Gambia, fallecieron a las pocas horas.

350 fallecidos en 2007

Según cifras de la Guardia Civil, unos 350 inmigrantes han muerto o desaparecido en 2007 en su intento por alcanzar el archipiélago canario desde la costa africana. De éstos, ni siquiera se ha podido recuperar la mitad de los cuerpos.

Las otras dos grandes tragedias marinas de los últimos meses ocurrieron el 19 de julio y el 25 de octubre. En la primera de ellas murieron más de 50 inmigrantes, mientras que en la ocurrida hace dos semanas sólo sobrevivió uno de los 56 que iniciaron la travesía.

En la jornada de ayer, 77 inmigrantes fueron detenidos al intentar alcanzar las costas españolas a bordo de cinco embarcaciones rumbo a la Murcia y las Islas Canarias.