Martes, 19 de Agosto de 2008

Un atentado suicida deja 24 muertos en Pakistán

La explosión de una bomba durante una manifestación cerca de un hospital deja también 20 heridos

AGENCIAS ·19/08/2008 - 11:14h

Al menos 23 personas murieron hoy, entre ellas varios policías, y otras 20 resultaron heridas en un atentado suicida perpetrado en un hospital del conflictivo noroeste paquistaní, informó una fuente policial.

El ataque tuvo lugar en la ciudad de Tank, perteneciente a la demarcación de Dera Ismail Khan, en la Provincia de la Frontera del Noroeste, según la fuente.

"Hay 24 muertos confirmados y hasta 20 heridos. Encontramos las piernas del supuesto atacante suicida", dijo el jefe de la policía provincial, Malik Navid Jan, a la televisión privada Geo.

"Docenas de personas se habían concentrado en del hospital para protestar por la muerte de un notable local. La policía se hallaba también allí cuando se produjo la explosión", explicó otro oficial de policía, Habib Jan.

El notable fallecido víctima era un vendedor chiita, que murió tras ser atacado en una tienda. Al concentrarse sus simpatizantes en el hospital, se produjo la explosión.Al menos 24 personas murieron hoy, entre ellas varios policías, y muchas otras resultaron heridas en un atentado suicida perpetrado en la sala de emergencias de un hospital del conflictivo noroeste paquistaní, informó una fuente policial.

Una zona muy conflictiva

El ataque tiene lugar un día después de que Pervez Musharraf haya dimitido como presidente de Pakistán.

Su marcha fue aplaudida ayer por los talibanes paquistaníes, quienes ofrecieron al Gobierno retomar las negociaciones de paz si pone fin a las operaciones militares que están en marcha en el noroeste y que han causado más de 700 muertos, la mayoría insurgentes, desde finales de julio.

Asimismo, la semana pasada dos atentados suicidas en ciudades populosas del país, Peshawar (noroeste) y Lahore (este), acabaron con la vida de al menos 20 personas, casi todos policías.

La Provincia de la Frontera del Noroeste y el volátil cinturón tribal adyacente, que hace frontera con Afganistán, son escenario de constantes episodios de violencia.