Archivo de Público
Martes, 6 de Noviembre de 2007

Zapatero reivindica el patriotismo de Azaña

Presentó las Obras Completas del presidente de la República.

ANA PARDO DE VERA ·06/11/2007 - 22:49h

El presidente del Gobierno, en la presentación del libro del político republicano. DANI POZO

"Nadie tiene el derecho de monopolizar el patriotismo". Zapatero utilizó ayer las palabras que Manuel Azaña pronunciara en el Parlamento para lanzar un nítido mensaje a quienes hacen del patriotismo "un código de doctrina".

Durante la presentación de las Obras Completas del presidente republicano, dirigidas por el historiador Santos Juliá y editadas por el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales del Ministerio de la Presidencia, el presidente del Gobierno aprovechó su discurso para identificarse con la España que "soñó" Manuel Azaña durante su doble trayectoria "intelectual y política".

Y sin citar a nadie, aunque en los comentarios de los presentes estaba la apropiación de banderas y símbolos constitucionales que hace el PP, Zapatero continuó con la referencia de Azaña al patriotismo: "Nadie tiene el derecho, en una polémica, de decir que su solución es la mejor porque es la más patriótica. Se necesita que además de patriótica sea acertada". Fue la cita más larga de las que muchas que el jefe del Ejecutivo tomó de su antecesor republicano.

Dos presidentes, una España

Aunque Zapatero evitó en todo momento que sus palabras se interpretasen como un llamamiento a la reinstauración de la república, el presidente del Gobierno asumió en su discuros que "la España que soñaba Azaña, imposible en aquella coyuntura, es la que más se aproxima a nuestra España actual".

Uno por uno, el jefe del Ejecutivo desgranó los que fueron sueños del presidente republicano y hoy son una realidad en España. Manuel Azaña, según Zapatero, "soñó progreso y hoy somos la octava potencia económica del mundo. Soñó educación y hoy tenemos una enseñanza obligatoria y gratuita de diez años de duración. Soñó equilibrio regional y hoy es el momento de nuestras historia de menor desequilibrio territorial. Soñó una España europea y hoy estamos plenamente integrados en el proyecto común. Soñó una separación de la Iglesia y el Estado y con la dirección civil del Ejército y hoy tenemos ambas cosas".

El presidente del Gobierno recordó que la derecha, que denigró a Manuel Azaña "durante décadas", empezó a rehabilitarlo después "en su incierta búsqueda de un matiz liberal".

Aun así, Zapatero ve connotaciones positivas en esta rehabilitación del presidente republicano, porque "cualesquiera que fueran las pretensiones que la guiaran [a la derecha] esa rehabilitación constituye en sí misma un triunfo último de Azaña. Y más lejos aún una recomposición histórica de su legitimidad democrática".

Noticias Relacionadas