Viernes, 15 de Agosto de 2008

Lidia no aguanta el peso del podio

75 kg: La leonesa, quinta, reconoce que se confío en exceso.

CRISTINA ORNELAS ·15/08/2008 - 12:33h

Lidia Valentín celebra uno de sus levantamientos. EFE

En sus primeros Juegos Olímpicos y con el cartel de favorita para ganar medalla, la española Lidia Valentín se quedó sin podio. Catorce kilos frustraron su sueño. En la final de halterofilia, categoría 75 kg la leonesa levantó 250. "Estaba un poquito nerviosa y quizá un poco confiada. Hice un buen calentamiento y me parecía que me iba a pesar mucho menos de lo que me pesó", explicó al final de su prueba.

Cada pesista tiene tres oportunidades para levantar el mayor peso posible en cada una de las dos etapas: arrancada y dos tiempos. Valentín consiguió 115 kilos en arrancada y 138 en dos tiempos, pero el jurado invalidó su intento porque dio dos pasos al frente al no soportar el peso e incumplió la regla que dice que no se pueden doblar las rodillas si no se finaliza el movimiento. Con esta decisión, el peso válido para Lidia fue el de su segundo intento, 135 kilos, con lo que sumó 250 totales y se hizo con la quinta posición.

La deportista berciana realizó en Pekín lo que ella misma considera como la mejor prueba de su vida al romper dos récords de España, el de envión y el del peso total. Sin embargo, afirmó que esta marca es "lo mejor que podría haber hecho en este momento".

Valentín mantiene sus ambiciones de futura medalla olímpica, pero reconoce que debe mejorar para conseguirla en los Juegos de Londres 2012 porque en Pekín el oro se lo llevó la china Cao Lei (282 kg), que logró tres nuevos récords olímpicos: en arrancada, envión y total. La plata fue para Vazhenina, de Kazajstán, con 266 kg. y el bronce, para la rusa Evstyukhina, que levantó 164 kg.