Archivo de Público
Martes, 6 de Noviembre de 2007

"España tiene desplegado todo su arsenal diplomático"

Moratinos transmite un mensaje de tranquilidad a las familias de los tres detenidos en Chad

RAMIRO VAREA ·06/11/2007 - 21:06h

Preocupación pero confianza en la gestión diplomática para resolver la crisis de Chad. Ese es el sentimiento de los familiares y compañeros de los tres españoles, trabajadores de la compañía Girjet, que siguen detenidos en el país centroafricano, acusados de complicidad en el secuestro de 103 niños por parte de la ONG francesa Arca de Zoé.

Ayer por la tarde, las familias de los tres arrestados y el presidente del Sindicato de Pilotos (SEPLA), se reunieron en la sede de Asuntos Exteriores con el ministro, Miguel Ángel Moratinos. Durante una hora, el ministro expuso cuál es la situación que vive la tripulación retenida en Chad, y detalló las gestiones llevadas a cabo por el Gobierno, para liberar a los tres ciudadanos españoles.

Moratinos no habló a la salida de este encuentro. Lo había hecho horas antes en Lisboa, donde aseguró con rotundidad que el Ejecutivo va a seguir "desplegando todo su arsenal diplomático" para conseguir la liberación "lo más rápido posible". Fue el mensaje que trasladó ayer a los familiares de los españoles, y que les tranquilizó en cierta.

Confianza en el ministerio

"El ministerio está trabajando con seriedad y rigor con todos los medios que tiene a su alcance, y tiene toda la capacidad para sacar a los chicos de allí", aseguró Francisco Javier López, portavoz de los familiares y padre de Sara López, una de las azafatas liberada el pasado domingo. López se mostró optimista porque "la vía diplomática sigue viva", algo que puede ser "suficiente" para resolver la crisis.

En esta misma línea se manifestó Andoni Nieto, presidente del SEPLA, quien además insistió en la "inocencia absoluta" de la tripulación. "Esto es un problema iniciado en Francia y que ha pillado en medio a nuestros compañeros, que no tienen nada que ver con esta historia", aseveró. Nieto lamentó que "aún se desconozcan los plazos" para liberar a los españoles, y alertó sobre la posibilidad de que una crisis similar se repita en un futuro "en cualquier otro país".