Miércoles, 13 de Agosto de 2008

Vodafone y Orange se oponen a pagar lo que corresponde a Telefónica

Ambas compañías se niegan a participar económicamente en el Fondo Nacional para el Servicio Universal, que se emplea para desarrollar servicios de telecomunicaciones en zonas aisladas y no rentables

PUBLICO.ES / AGENCIAS ·13/08/2008 - 18:54h

Vodafone y Orange protestarán contra los planes del Gobierno español de obligarles a ayudar a Telefónica a pagar los servicios universales.

Bajo los planes anunciados el martes por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, Vodafone debería aportar 31,4 millones de euros al Fondo Nacional para el Servicio Universal por el período 2003-2005, mientras que Orange, división de France Telecom, deberá pagar 20,2 millones de euros.

El fondo se emplea para desarrollar servicios de telecomunicaciones en zonas aisladas y no rentables con tarifas reducidas. Telefónica tendría que asumir los 131,1 millones de euros restantes, un 71,9 por ciento del total de la inversión del fondo del trienio en cuestión.

Todos pagan

Sin embargo, Telefónica es el beneficiario directo del fondo, ya que tiene el contrato para dar los servicios universales y, hasta ahora, ha sido el único operador involucrado en la financiacin.

En el pasado, el regulador del mercado de telecomunicaciones dictaminó que la competitividad de Telefónica no había resultado afectada por asumir el coste del fondo. Telefónica, antiguo monopolio estatal, todavía lidera los mercados de telefonía fija y móvil en España, así como el de Internet de alta velocidad.

Al final del primer trimestre, Telefónica suministraba un 77% del total de líneas de telefonía fija, mientras que su rival más próximo, Ono, tenía un 4%, según la CMT. Orange tenía un 2,6%.

Movistar, de Telefónica, tenía un 45,7% de las líneas de telefonía móvil, mientras que Vodafone era titular de un 30,8% y Orange, del 21%. Telefónica tiene una cuota de mercado mayoritaria en el mercado de Internet de alta velocidad, con un 56,9% del total.

Si la propuesta es finalmente aprobada, Vodafone y Orange tendrían un mes para aportar la inversión al fondo y Telefónica recibiría los fondos en el mes siguiente.

Vodafone y Orange han anunciado que se oponen a la propuesta y que considerarían actuar si la CMT sigue adelante con ella. "No consideramos justa la división (de los pagos)", dijo una portavoz de Orange en España.

Noticias Relacionadas