Miércoles, 13 de Agosto de 2008

La UE enviará observadores internacionales para controlar el alto el fuego entre Rusia y Georgia

Los ministros de Exteriores se han reunido en el Consejo de Bruselas donde el principal tema a debatir ha sido el conflicto entre los dos países por Osetia del Sur

AGENCIAS ·13/08/2008 - 14:03h

EFE - El principal tema a debatir en el Consejo de Bruselas ha sido sobre el conflicto entre Rusia y Georgia.

La UE está preparada para comprometerse "sobre el terreno" con el fin de lograr una solución "pacífica y estable a los conflictos en Georgia", según un borrador de conclusiones de la reunión de ministros de Exteriores que se celebra hoy en Bruselas.

Según fuentes diplomáticas, eso se traduce en que los ministros apoyan firmemente el envío de observadores. 

"Hubo un fuerte apoyo a los efectivos europeos de mantenimiento de la paz, probablemente habrá tropas europeas de mantenimiento de la paz", dijo un diplomático europeo que escuchó los debates en un encuentro de emergencia en Bruselas.

Según declaraciones del ministro de Exteriores alemán, el número de observadores se incrementará de 200 a 300 para supervisar el fragil acuerdo de alto el fuego entre Rusia y Georgia en el conflicto por Osetia del Sur.

Propuestas para septiembre 

El ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, que actuaba como representante de la presidencia de turno, ya abogaba por el envío de supervisores antes de la reunión. De hecho, ha llamado a sus socios europeos de asumir un papel supervisor del mantenimiento de la paz en la zona una vez que se ha acordado un alto el fuego.

"La idea de tener observadores, controladores europeos, monitores, facilitadotes, sí, sí y sí. Es lo que Europa debería hacer sobre el terreno", ha dicho Kouchner antes de la reunión de carácter extraordinario.

El texto encarga al jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, y a la Comisión Europea la preparación de propuestas para concretar ese compromiso, que serán discutidas en la próxima reunión de responsables de Exteriores el 15 de septiembre para poner fin a la guerra abierta en el Cáucaso.

Los Veintisiete reiteran en ese documento que tanto las tropas rusas como las georgianas deben volver a las posiciones que tenían antes del comienzo de las hostilidades.

Sin embargo, y a pesar de los testimonios de testigos que decían lo contrario, la ministra georgiana de Exteriores, Ekaterine Tkeshelasvili, dijo al llegar a Bruselas que Rusia sigue atacando la localidad georgiana de Gori, fuera de Osetia del Sur.

"Desde luego, los observadores europeos tienen que estar sobre el terreno. Europa tiene que estar involucrada físicamente sobre el terreno y Europa tiene que evitar que eso pase", declaró a los periodistas. 

Tanques rusos en Georgia 

Según un enviado especial de The Guardian, tanques rusos han destruido las instalaciones militares de la Brigada de Artillería del Ejército georgiano en la ciudad de Gori, ademá de asaltar y destruir viviendas e infraestructuras de la misma ciudad.

El secretario del Consejo de Seguridad Nacional de Georgia, Alexandr Lomaya, denunció una incursión de blindados rusos en la ciudad de Gori, que se encuentra a apenas 70 kilómetros al noroeste de la capital georgiana, Tiflis.

Lomaya denunció además que "norcaucásicos están saqueando casas y tiendas" en la ciudad de Gori, tras un bombardeo de las tropas rusas. "Después del ataque, las tropas rusas permitieron la entrada en la ciudad a los norcaucásicos, que saquean casas y tiendas, y humillan a la población", aseguró Lomaya, quien no especificó a qué norcaucásicos se refería, en una comparecencia en la televisión.

Según recoge la BBC, un testigo ha declarado que ha visto convoys militares rusos dirigiéndose hacia la capital de Georgia. Algo que las autoridades rusas han desmentido fervientemente.

Noticias Relacionadas