Archivo de Público
Martes, 6 de Noviembre de 2007

Los bancos aseguran que los grifos de la financiación "no están cerrados"

EFE ·06/11/2007 - 20:17h

EFE - Un profesional del sector inmobiliario hoy en las instalaciones feriales de Montjuïc, donde ha comienzado el salón profesional del Barcelona Meeting Point, que se celebra hasta el domingo.

El consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz, ha dicho hoy que las puertas de los bancos "siguen abiertas" para los promotores y los que buscan una hipoteca, al igual que el director general de La Caixa, Juan María Nin, que ha asegurado que los grifos de la financiación "no están cerrados".

Sáenz y Nin han protagonizado uno de los primeros debates del Salón Inmobiliario Internacional Barcelona Meeting Point, que ha empezado hoy, y en ese contexto han lanzado un mensaje de calma y de estabilidad, tanto en el sector financiero español como en el de la construcción.

El también vicepresidente segundo del Banco Santander ha subrayado que la economía española está "muy bien preparada" para la etapa de "desaceleración" que afronta el sector inmobiliario -uno de los motores de desarrollo de la última década-, que puede restar, como mucho, medio punto al crecimiento del PIB, ha dicho.

A juicio de Nin, el sector inmobiliario se está desacelerando "de forma ordenada", pero hay que prestar atención al "desajuste temporal" que existe entre la oferta y la demanda de viviendas, así como al "posible embalsamamiento" de esta última, un fenómeno que es "muy perjudicial cuando se produce".

Sáenz, que ha reconocido que el sector inmobiliario "perderá protagonismo" en el negocio bancario, ha manifestado que los promotores están siendo más selectivos a la hora de analizar proyectos, de la misma forma que las familias al comprar pisos y pedir hipotecas, y las entidades financieras en el momento de conceder créditos.

"En España no tenemos desequilibrios financieros importantes", ha sentenciado el consejero delegado del Banco Santander, en alusión a la crisis de una clase de hipotecas de alto riesgo (subprime) que se desató el pasado agosto en Estados Unidos.

En cuanto a la necesidad de los bancos y cajas españolas de recurrir a los mercados internacionales para obtener recursos, Sáenz ha asegurado que "el hueco de liquidez es relativamente pequeño".

A continuación ha admitido que la financiación a largo plazo atraviesa por "algunas dificultades", pero ha pronosticado que esta situación acabará "pasado el mes de enero", cuando se presenten los resultados económicos ya auditados de las entidades financieras en 2007 y se ponga fin a la "incertidumbre".

El consejero delegado del Banco Santander ha vaticinado "una explosión" del negocio hipotecario en México y Brasil, países donde existe una demanda latente "muy potente" y, por tanto, donde hay "oportunidades para los promotores".

Nin ha descartado una caída del precio de la vivienda en España en 2008 porque, en su opinión, sigue habiendo una demanda, sobre todo por parte de los jóvenes.