Archivo de Público
Martes, 6 de Noviembre de 2007

El barril de crudo de Texas se mantiene por encima de los 96 dólares a media sesión

EFE ·06/11/2007 - 10:46h

EFE - Los especialistas prevén que las reservas de crudo acumuladas en la semana cerrada el pasado 2 de noviembre podrían ser hasta 1,6 millones de barriles inferiores a las contabilizadas un año antes.

El barril de petróleo de Texas se mantenía hoy a la media sesión por encima de los 96 dólares en la Bolsa Mercantil de Nueva York (NYMEX), tras alcanzar momentáneamente el máximo histórico de los 97 dólares.

Durante las dos primeras horas de sesión, el precio para los contratos de futuro del petróleo de referencia en Estados Unidos para entrega en diciembre llegaron a subir más del 3 por ciento, para cambiarse por 97,07 dólares, una cifra nunca vista en el mercado neoyorquino.

Los analistas atribuyen la fuerte subida con que abrió hoy el mercado neoyorquino del crudo -que en la sesión anterior se tomó un respiro, tras una semana de tres cierres con precios récord- a la previsión de que mañana se anuncie una bajada de las reservas de petróleo en Estados Unidos.

Los especialistas prevén que las reservas de crudo acumuladas en la semana cerrada el pasado 2 de noviembre podrían ser hasta 1,6 millones de barriles inferiores a las contabilizadas un año antes.

En cambio, creen que el inventario de gasolina podría ser 200.000 barriles superior al de hace un año, mientras que los de destilados habrían caído en 800.000 barriles.

Los expertos atribuyen en parte esa posible reducción al recorte de las importaciones de crudo de México, después del accidente que tuvo la estatal Pemex el pasado 23 de octubre en una de sus plataformas marítimas, que causó la muerte de 21 empleados y provocó el vertido de miles de barriles a las aguas del Golfo de México.

Estados Unidos importa de México -su segundo mayor suministrador, después de Canadá- cerca de 1,4 millones de barriles diarios.

Ambos factores hacen temer a los inversores que la producción y las reservas de crudo y carburantes podrían no ser suficientes para atender la demanda, que aumenta en los meses de frío, lo que conlleva un aumento en el precio de los contratos de futuros.

El último precio récord al cierre de una sesión se registró el pasado viernes, cuando los contratos acabaron la jornada a 95,93 dólares.

Otro factor que cataliza este ascenso del crudo es la debilidad del dólar, cuyo cambio con el euro alcanzó hoy un nuevo mínimo histórico (1 euro=1,4555 dólares), lo que abarata la compra de las materias primas que se negocian en la moneda estadounidense, entre ellas el crudo.

Ocurre lo mismo con el oro, que, como el petróleo, se encuentra estos días en máximos históricos, negociándose por más de 800 dólares la onza para los contratos de futuros con vencimiento en diciembre, un precio que no se alcanzaba desde 1980.

A media sesión, los contratos de futuro del oro alcanzaban hoy un precio de 822 dólares por onza, tras subir en una sola sesión más de un 15 por ciento.

Al igual que su materia prima, la gasolina y el gasóleo también subían a media sesión, de forma que la primera avanzaba el 1,8 por ciento, hasta los 2,4253 dólares por galón (3,78 litros), y los segundos ganaban el 2,35 por ciento, hasta los 2,6037 dólares por galón.